7 de julio de 2019 00:00

Regresar a la botella retornable es la meta de empresas de bebidas 

La lucha contra los plásticos se intensifica por parte de la industria. Las firmas ya aplican medidas para que los usuarios reutilicen sus envases.

La lucha contra los plásticos se intensifica por parte de la industria. Las firmas ya aplican medidas para que los usuarios reutilicen sus envases.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 31
Isabel Alarcón
Redactora (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Las compañías que venden bebidas embotelladas se preparan para subsistir en un futuro donde el plástico ya no pueda ser utilizado. La lucha contra el uso de este material se refuerza en el mundo a través de campañas y regulaciones, por lo que las grandes empresas buscan no quedarse atrás en esta tendencia.

En Estados Unidos las compañías asociadas a la venta de gaseosas ahora están reforzando la comercialización de agua saborizada. En diferentes sitios como universidades y oficinas se han colocado dispensadores que motivan a los usuarios a llevar su propio envase para obtener agua.

Según un reportaje publicado por The Wall Street Journal, estos nuevos dispensadores son parte de los esfuerzos de compañías como Coca-Cola y PepsiCo ante la preocupación de las personas por la generación de residuos plásticos.

Dasani Pure Fill, de Coca-Cola, por ejemplo, es una máquina dispensadora de agua que tiene un dibujo de una botella para recordar a las personas que deben traer su propio envase. Con el pago de USD 0,05 por onza pueden agregar sabores o burbujas. Además, permite el pago a través de tarjeta de crédito o aplicaciones. Creada en el 2016, esta iniciativa ahora se está expandiendo a más centros en EE.UU.

Luz María Valdiviezo, gerenta de Asuntos Corporativos, Comunicación y Sostenibilidad de Coca-Cola de Ecuador, explica que los consumidores de todo el mundo se preocupan por el planeta, y han demostrado que quieren que las compañías actúen.

En el 2018 la compañía anunció un plan en el que se compromete a recolectar y reciclar, para el año 2030, el equivalente al 100% de los envases puestos en el mercado, incluyendo los empaques de otras compañías. Valdiviezo cuenta que esta campaña es conocida como Un Mundo sin Residuos y se enfoca en todo el ciclo de vida del envase, desde la fabricación y diseño de los empaques, hasta cómo son recolectados, reciclados y reutilizados.

Para el año 2030, el Sistema Coca-Cola prevé que sus envases se realicen con un promedio de 50% de contenido reciclado. En Ecuador se producen con 25% de resina reciclada. Valdiviezo dice que en el país, su socio embotellador, Arca Continental, se encarga de la recuperación de alrededor del 85% de los empaques post consumo.

Una de las campañas que están impulsando en Ecuador es Vivamos más Retornable, la cual busca retomar el hábito de la retornabilidad, ya que al usar empaques retornables solo se paga por el líquido. Los empaques retornables de esta compañía pueden ser utilizados entre 10 a 15 veces en el caso de las botellas de plástico retornable y 25 veces para las de vidrio.

PepsiCo, otra de las grandes compañías de bebidas, también ha recurrido a iniciativas como los dispensadores de agua en EE.UU. que forman parte de su campaña Más Allá de la Botella. Además, compró SodaStream, que es una máquina para añadir gas al agua de la llave. La idea es que las personas no utilicen envases desechables.

El reemplazo de las botellas de plástico por las de aluminio en algunos de sus productos son otro de los objetivos que ha mencionado la compañía como parte de sus objetivos para el año 2025.

Entre estos también consta diseñar el 100% de sus envases para que sean reciclables, compostables o biodegradables. Otra de sus metas es que sus botellas tengan un 25% de plástico reciclado. Desde el 2010, dicen, su programa ambiental ha permitido reciclar 425 millones de botellas.

Según la Asociación de Industrias de Bebidas No Alcohólicas del Ecuador (AIBE), esta industria actualmente recolecta más del 60% de las botellas plásticas que vende en el mercado y reincorpora el 25% de la resina reciclada grado alimenticio en sus nuevas botellas. La idea, dicen, es fomentar el nuevo modelo de economía circular.

Pietro Graziani, experto Ambiental de la Cooperación Italiana, considera positivo que las industrias se ocupen del tema y se responsabilicen de los materiales que ponen en el mercado, pero esto debe estar dentro de una estrategia internacional o nacional, como la responsabilidad extendida del productor. Si no se hace de esta manera, el impacto no será suficiente.

Actualmente, explica, los porcentajes de recuperación en el país son aún muy bajos. Para el experto ambiental, la preocupación de las empresas por estos temas permite crear conciencia en las personas sobre la necesidad de cuidar el ambiente. Esto no debe relacionarse solo con proyectar una imagen verde de la empresa, sino que también deben demostrar que optan por materiales menos impactantes y buscar que la totalidad de sus envases sean fabricados con elementos reciclables.

Graziani dice que ahora existe una lucha específica al plástico, pero si se lo analiza dentro de una estrategia de economía circular, este material es mejor que el papel y el cartón, ya que se puede reciclar varias veces, a diferencia de los otros dos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)