Homenaje de Revista Liderazgo Transparente para Césa…
Billeteras digitales ganan espacio por el impulso de…
Corea del Sur desea llevar una nave a la superficie …
Jueza concede acción de protección a Fernando Villav…
Escuela de Policía, con más prohibiciones
Aparece un venado herido en Durán
Presidente de la Asamblea pide nueva conformación del Cpccs
Vicepresidente Alfredo Borrero da negativo en nueva …

Anastasia, la modelo adicta a la pomuloplastia que busca récord Guinness

La modelo busca obtener algún día el récord Guinness como la mujer con los pómulos más grandes del mundo. Foto: Cuenta de Instagram de Anastasia Pokreshchuk

Anastasia Pokreshchuk, de 32 años, es una modelo ucraniana que se ha hecho famosa en redes sociales por tener, probablemente, los pómulos más grandes del mundo.

Un reconocimiento que le ha costado innumerables tratamientos para rellenar esta área de su cara. Tanto así que se podría considerar que tiene una adicción a la pomuloplastia (procedimiento estético para aumentar o disminuir los pómulos).

Según la revista ‘People’, Pokreshchuk empezó a modificarse el rostro a los 26 años, cuando se hizo su primer relleno de labios. Desde entonces, no ha dejado de inyectarse la cara.

En los últimos seis años se ha gastado más de USD 2 mil en todo tipo de procedimientos faciales para, algún día, tener oficialmente el récord Guinness como la mujer con los pómulos más grandes del mundo.

En entrevista con el programa ‘This Morning’, del canal inglés ‘ITV’, contó que antes de modificarse el rostro su madre le decía que era “naturalmente hermosa”, pero sus amigas se burlaban diciendo que parecía “un ratón gris”. Por esta razón decidió cambiar su aspecto.

En la actualidad, Pokreshchuk dice que se siente a gusto con sus mejillas, aunque muchas personas le han dicho que se ve extraña e, incluso, ha llegado a recibir comentarios ofensivos.

“Entiendo que se ven raras para otras personas, pero no me importa. Pueden pensar que son demasiado grandes, pero yo creo que son un poco pequeños, necesito actualizarlos pronto”, indicó en la entrevista.

La modelo comentó que, aunque acude a distintos cirujanos plásticos para obtener los rellenos, también se ha autoinyectado ácido hialurónico en sus mejillas.

Sin embargo, aseguró que está estudiando cosmética de manera virtual porque es consciente del peligro que conlleva administrarse las inyecciones ella misma.

Además de los rellenos, Pokreshchuk también se sometió a tratamientos de botox para la frente, le remodelaron el mentón y la mandíbula y se puso implantes en los senos.

La modelo, quien tiene más de 260 mil seguidores en Instagram, dijo que está en constante interacción con los usuarios y, a pesar de las críticas de ciertas personas, ha recibido “muchas peticiones para salir”.

Al parecer, por ahora se siente satisfecha con su apariencia y, si lo cree conveniente, seguirá modificándose su cuerpo para cumplir su meta de ser oficialmente conocida como la mujer con los pómulos más grandes del planeta.