2 de agosto de 2019 18:31

Rapero ASAP Rocky liberado en Suecia en espera de fallo en juicio por agresión

El rapero ASAP Rocky fue liberado en Suecia y espera la decisión del juicio por cargos de agresión en su contra. Foto: AFP

El rapero ASAP Rocky fue liberado en Suecia y espera la decisión del juicio por cargos de agresión en su contra. Foto: AFP

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Un tribunal en Suecia dejó en libertad el viernes 2 de agosto del 2019 al rapero estadounidense ASAP Rocky en espera del veredicto del juicio por cargos de agresión, una decisión celebrada por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El rapero de 30 años, cuyo verdadero nombre es Rakim Mayers, abrazó a su madre en la sala del tribunal después de que el juez de la corte del distrito de Estocolmo, Per Lennerbrant, anunciara que sería liberado mientras se aguarda al fallo, que se emitirá el 14 de agosto del 2019.

ASAP Rocky estuvo retenido en Suecia desde el 3 de julio del 2019, cuando fue arrestado luego de una riña en Estocolmo el 30 de junio, en la cual él y su equipo se enfrentaron con el demandante, de 19 años. El cantante y otras dos personas fueron detenidas antes del juicio porque el tribunal consideró que había “riesgo de fuga”.

Su detención provocó una campaña para su liberación por parte de seguidores y colegas artistas, con una petición en Internet titulada #JusticeForRocky (Justicia para Rocky) que obtuvo más de 640 000 firmas. En las redes sociales los fans del artista llamaron incluso a boicotear famosas marcas suecas como Ikea.

“Gracias de todo corazón a todos mis fans, amigos y todas las personas en el mundo que me apoyaron durante estas últimas semanas (...) Ha sido una experiencia muy difícil y humillante”, escribió el rapero en letras mayúsculas en su cuenta de Instagram.

“¡Vuelve a casa!”, dice Trump

Trump, que pidió varias veces la liberación de ASAP Rocky, denunciando la interferencia de los políticos suecos, también expresó su aprobación después del anuncio. “Fue una semana movida, ¡vuelve a casa lo antes posible ASAP!”, tuiteó el presidente, en un juego de palabras con el nombre del artista.


El representante presidencial de Estados Unidos para Asuntos de Rehenes, Robert O'Brien, enviado para asistir al juicio, dijo a periodistas que “el presidente sintió que no deberían haber sido detenidos, fueron acosados”.

Fanáticos y reporteros esperaron en la entrada de la prisión preventiva, tratando de ver partir al rapero, pero se decepcionaron al saber que el artista se había retirado por una entrada lateral. El periódico sueco Aftonbladet informó que se fue al aeropuerto donde lo esperaba un avión privado.

ASAP Rocky se declaró no culpable invocando defensa propia y dio su propio relato de la pelea en la corte el jueves 1 de agosto del 2019, enfatizando que estaba “asustado” y que él y su equipo le habían dicho repetidamente al demandante que los dejara en paz.

Admitió que arrojó al demandante al suelo y le “pateó su brazo”, pero negó la afirmación de la Fiscalía de que había usado una botella e insistió en que solo actuó después de que el demandante y su amigo comenzaron a atacar a su guardaespaldas.

El demandante alegó que fue atacado por ASAP Rocky y su equipo cuando los siguió para preguntar por un par de auriculares rotos en una pelea anterior con el guardaespaldas del rapero. Partes de la pelea fueron grabadas en video. En imagenes se puede ver al rapero arrojando a un joven al suelo y pegándole mientras está caído.

En la corte también se exhibieron videos publicados en la cuenta de Instagram del artista, que pretenden mostrar lo que pasó antes de la pelea. ASAP Rocky parece pedirle repetidamente al demandante y a su amigo que dejen de seguirlo a él y a su equipo.


La Fiscalía argumentó que los videos de Instagram fueron en gran medida editados. Gran parte del juicio se centró en si una botella fue usada como arma, ya que el demandante sufrió cortes que, según los médicos forenses, parecían ser de vidrio.

Fiscal pide seis meses de cárcel

El viernes 2 de agosto del 2019, en el tercer y último día del juicio, los testigos, incluido el guardaespaldas de ASAP Rocky, subieron al estrado.
El fiscal Daniel Suneson pidió una sentencia de cárcel de unos seis meses, diciendo que el rapero no parecía “asustado” como había afirmado, y que no había necesidad de defensa propia.

Suneson emitió un comunicado después de la decisión de la corte diciendo que “no quería especular sobre si serán condenados o absueltos”. El abogado de ASAP Rocky, Slobodan Jovicic, dijo al tribunal que su cliente “debería ser absuelto y puesto en libertad”.

El artista podría ser condenado a hasta dos años de prisión y una multa. Sin embargo, podría beneficiarse de una pena más leve ya que no tiene antecedentes penales en Suecia. El rapero se dijo dispuesto a hacer servicio comunitario si es declarado culpable. Pero al finalizar el juicio, su abogado dijo no creer que fuera necesario. “Estoy bastante seguro de que no necesitará servir un solo día”, dijo Jovicic a periodistas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)