22 de mayo de 2019 00:00

El pueblo indígena Karanki busca fortalecer cinco ejes

Los habitantes de las diferentes localidades kichwas participaron en la inauguración del congreso, en Ibarra

Los habitantes de las diferentes localidades kichwas participaron en la inauguración del congreso, en Ibarra. Foto: Cortesía Nelly Colimba

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 4
José Luis Rosales

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La conservación del territorio ancestral, el agua, la aplicación de justicia indígena, la educación intercultural y promover una ordenanza son los ejes prioritarios del nuevo consejo de gobierno del Pueblo Kichwa Karanki.

Así lo resolvieron en el VI Congreso que se desarrolló en la comuna Angochagua, en el suroriente de Ibarra, el 17 y 18 de mayo pasado. En la reunión participaron los delegados de las 46 parcialidades del territorio ancestral que se extiende entre Ibarra y Pimampiro.

Los Karanki son uno de los cuatro pueblos kichwas que habitan en la provincia de Imbabura. Los otros son los Otavalo, Natabuela y Kayambi.

Al final de la cita, en la que se incluyeron rituales y expresiones culturales andinas, se designó a Francisco Chasiguano como el nuevo presidente. Este arquitecto, de 42 años, dirigirá la organización durante el período 2019-2022. El líder tiene experiencia, pues antes fue vicepresidente.

Uno de los temas que más inquieta es el trabajo para frenar la expansión agrícola que amenaza las reservas forestales.

También capacitarán a los dirigentes de los cabildos en torno a la defensa del territorio ancestral y la organización comunitaria. Además, se continuará con la formación de los responsables de las juntas de agua en administración y manejo comunitario. Lo harán con apoyo del Instituto de Ecología y Desarrollo de las Comunidades Andinas.

También buscan visibilizar ante las autoridades locales y nacionales el trabajo de conservación de fuentes hídricas que realizan estos campesinos.
“Nosotros cuidamos los pajonales, las vertientes de agua, realizamos mingas y compartimos este recurso con la ciudad, pese a ello no tenemos apoyo de entidades públicas”, comenta Chasiguano.

Para Emilio Guamán, presidente saliente de la organización, uno de los logros más importantes es que al interior de las comunas se empiece a aplicar la justicia consuetudinaria.

Recuerda que por primera vez el Pueblo Karanki pidió la declinación de competencias de la justicia ordinaria en un caso de ataque a una mujer.

La aprobación de la Ordenanza Municipal para la Protección de los Derechos Colectivos de Pueblos y Nacionalidades, que está en trámite en el Concejo Municipal de Ibarra, fue difundida entre los Karanki. La normativa tiene como objetivo promover la convivencia armónica entre pueblos y nacionalidades que cohabitan en este cantón.

En el eje de educación, identidad y cultura se apunta a que las nuevas generaciones conserven las costumbres, tradiciones e idioma de este pueblo.
Las mujeres son las que mantienen la vestimenta y el kichwa, comenta Henry Molina, dirigente de Juventudes. Lleva 7 de sus 27 involucrado en el movimiento indígena. Es la primera vez que el pueblo designa este cargo.

“Hay que motivar a los jóvenes, a que conozcan el territorio ancestral y que no tengan vergüenza de su propia cultura”. Para Rocío Cachimuel, presidenta de la Federación de Pueblos Kichwas de la Sierra Norte, el congreso es un espacio para analizar y reorientar el proyecto político de cada pueblo Este va de acuerdo a las necesidades de las comunidades, comentó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)