Sismo de magnitud 7.5 en Perú fue sentido en Ecuador…
Esta es la agenda de Fiestas de Quito para el 28 de …
Criptodivisas también saltan a la cancha
Gobierno pasará reforma tributaria sin cambios y rec…
Adultos mayores recuperan el tiempo de la pandemia
Las UPC cerradas producen angustia en los vecinos de Quito
884 kilómetros de vías de Tungurahua bajo el cuidado…
El ahorro educativo se apalanca en 3 productos

El proyecto de ley ampara al donante

A su regreso a Ecuador desde Brasil, en 2009, Franz Serpa, médico que realizó el primer trasplante de hígado en Ecuador, se encontró con una limitante para ejercer su trabajo: la falta de donantes. Uno de los principales inconvenientes es el desamparo legal que tienen los médicos para extraer los órganos de las personas que en vida manifestaron su voluntad de ser donantes. “En muchas ocasiones los familiares se oponen y como médicos no podemos actuar”.

Este problema parte de la Ley de Trasplantes, vigente desde 1994, que establece el consentimiento presunto, es decir, que todos somos donantes, pero a la final siempre se consulta a la familia antes de extraer los órganos.

Esta situación podría cambiar con el proyecto de Ley Orgánica de Trasplantes de Órganos, Tejidos y Células, que ya fue debatido en la Asamblea Nacional.

En el artículo 27 se propone que todos los ecuatorianos y extranjeros residentes en el país, mayores de 18 años, al fallecer se convertirán en donantes, a menos que en vida hubiesen expresado lo contrario ante el Registro Civil o con un poder notarizado.

Desde agosto pasado, al sacar la cédula en el Registro Civil, los ciudadanos ya tienen la opción de manifestar su voluntad de ser o no donantes. Esta decisión con la nueva ley tendría amparo legal y no involucraría a terceras personas, como ahora sucede.

Para Pamela Falconí, vicepresidenta de la comisión Derechos a la Salud, se garantiza el derecho al donante y se desliga la responsabilidad a la familia de prohibir o autorizar la donación.

Hasta el 14 de octubre pasado, según el Ontot hay 4 500 personas en lista de espera de un trasplante en el país. En Ecuador la población bordea los 14 millones y desde el 2009 se registraron como donantes voluntarios 12 900.

Para Diana Almeida, directora ejecutiva del Ontot, un donante puede mejorar o salvar la vida de hasta siete personas.

Pero a más de las personas en espera, hay otras 4 500 que están en diálisis (proceso médico por el cual se retira las toxinas de la sangre) y una tercera parte de estos, es decir, 1 500 son susceptibles de un trasplante de riñón.

Para Serpa esta nueva ley sería un gran avance porque habrá más donantes. Desde el 21 de diciembre del 2009 hasta la fecha ha realizado 17 trasplantes de hígado, pero tiene 25 pacientes en espera de un donante. Con profunda tristeza recuerda que cinco de sus pacientes murieron porque no recibieron un hígado.

Este proyecto también plantea que el Estado asuma los costos de atención, tratamiento, trasplante y un seguimiento posterior de los pacientes, pero en el documento no se estable un monto anual.

Para esto, en el proyecto se propone la creación de un Sistema Nacional Integrado de Donación y Trasplantes, que involucra a los hospitales públicos, de las Fuerzas Armadas, Policía e IESS.

En Ecuador los trasplantes cuestan menos, respecto a otros países. Uno de hígado en Colombia cuesta USD 80 000, en Argentina hasta 100 000, en Ecuador entre 45 000 y 50 000. Además, garantiza la entrega de fármacos, cuyo costo mensual llega a USD 1 000, según Serpa.

Los puntos claves de la legislación

Por infringir la ley plantea sanciones pecuniarias y reclusión

Trato preferencial. Toda persona que haya recibido un trasplante y el donante vivo, serán considerados como personas con discapacidad.

Lista de Espera. Los órganos y tejidos serán distribuidos respetando la lista de espera. Y en casos específicos con base en escalas técnicas. Se creará una base de datos única nacional.

Acción voluntaria. El Registro Civil está obligado a recabar información de las personas mayores de 18 años que muestren su voluntad de ser o no donante de órganos.

Los niños no pueden donar Ni los padres ni los representantes legales podrán otorgar el consentimiento para donar en vida los órganos y tejidos de sus hijos menores de edad.

Gratuidad. No se podrá ofrecer ni percibir compensación económica por la donación de órganos y tejidos humanos.

La comercialización.Se fijará una multa de 50 salarios básicos unificados (USD 12 000) en caso de comerciar órganos.

Por turismo de trasplantes. Se impondrá una multa de 100 remuneraciones básicas unificada (USD 24 000).

Sanciones. Las casas de salud que realicen trasplantes sin autorización serán sancionados con 200 salarios básicos (USD 48 000). Si se trata de un profesional será suspendido definitivamente.

La reclusión. Se fijó entre 12 y 16 años de reclusión para quienes infrinjan esta ley.

Suplementos digitales