19 de julio de 2018 13:52

El primer embrión fósil de serpiente replantea cómo evolucionaron

Los resultados del estudio arrojaron una visión inesperada del desarrollo y la embriología del espécimen antiguo, incluida la formación de las vértebras y la notocorda. Foto: Tomada de Europa Press.

Los resultados del estudio arrojaron una visión inesperada del desarrollo y la embriología del espécimen antiguo, incluida la formación de las vértebras y la notocorda. Foto: Tomada de Europa Press.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Agencia Europa Press

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

El primer descubrimiento de un antiguo embrión de serpiente, preservado en ámbar de 105 millones de años, proporciona nueva información importante sobre la evolución de las serpientes modernas.

"Esta serpiente está vinculada a serpientes antiguas de Argentina, África, India y Australia", explicó el paleontólogo Michael Caldwell, autor principal del estudio y profesor en el Departamento de Ciencias Biológicas en la Universidad de Alberta. "Es un componente importante, y hasta ahora, perdido, de la comprensión de la evolución de la serpiente en los continentes del sur, es decir, Gondwana, a mediados del Mesozoico".

Caldwell y su equipo internacional, incluidos colaboradores de Australia, China y los Estados Unidos, han rastreado la migración de estas antiguas serpientes gondwánicas, que comenzó hace 180 millones de años cuando fueron transportadas por movimientos tectónicos de continentes y partes de continentes, desde Australia y la India, a Madagascar y África, y finalmente a Asia, en la India y Myanmar actuales. Sus resultados se publican ahora en Science Advances.

El fragmento de ámbar en el que se encontró el espécimen también proporciona pistas importantes sobre su entorno.

"Está claro que esta pequeña serpiente vivía en un entorno boscoso con numerosos insectos y plantas, ya que se conservan", explicó Caldwell. "No solo tenemos la primera serpiente bebé, también tenemos la primera evidencia definitiva de una serpiente fósil que vive en un bosque".

Usando tomografías computarizadas, el equipo científico estudió la antigua serpiente y la comparó con los jóvenes de las serpientes modernas. Sus resultados arrojaron una visión inesperada del desarrollo y la embriología del espécimen antiguo, incluida la formación de las vértebras y la notocorda.

"Todos estos datos refinan nuestra comprensión de la evolución temprana de la serpiente, ya que las serpientes de 100 millones de años son conocidas solo por unas 20 especies de serpientes fósiles relativamente completas", dijo Caldwell. "Hay una gran cantidad de información nueva conservada en esta nueva serpiente bebé fosilizada".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)