28 de octubre de 2020 13:41

¿Planes de visita familiar este feriado?; una guía para no pasar por alto al covid

Las visitas a familiares deben hacerse con normas de bioseguridad

Las visitas a familiares deben hacerse con normas de bioseguridad. Foto: Wikicommons

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Andrea Rodríguez

En este feriado, muchas familias se preparan para recibir visitas. Para evitar posibles contagios, hay que tomar en cuenta una serie de medidas de bioseguridad.

Alfredo Olmedo, exdirector de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio de Salud Pública, dice que la primera recomendación es evitar salir a visitar a familiares o amigos.

Cuidado con las personas vulnerables


Pero si se planea visitar a alguien, se debe tomar en cuenta que no hay que ir a la residencia de personas vulnerables: individuos mayores de 65 años, gente con enfermedades crónicas o catastróficas. Además, hay que evitar que ellos salgan de la casa, sobre todo, a reuniones. De acuerdo con las estadísticas, en estos individuos crece la posibilidad de que el covid-19 sea letal debido a que su organismo se encuentra debilitado.

Olmedo afirma que las cifras muestran que estas personas son las que menos se han enfermado en el país, pero son las que más mueren si se infectan.

No relaje la distancia social

Las medidas de distancia social tienen que cumplirse en el hogar visitado, aunque se trate de familiares muy cercanos y personas de mucha confianza. Por ejemplo, hay que dejar de lado la costumbre de que los niños se acerquen y sean abrazados, besados y aupados por los presentes.

Si alguna de las personas que están reunidas tiene algún síntoma como tos o gripe, esta y todos los presentes deben usar mascarilla en el evento y mantener una distancia mínima de dos metros. Hay que recordar que existen organismos que enfrentan el nuevo coronavirus con pocos o ningún síntoma visibles, por lo cual hay que prevenir posibles focos infecciosos.

¿Al aire libre o en una sala?

Si la reunión tiene lugar, esta tiene que hacerse en un sitio aireado, con puertas y ventanas abiertas, y mucho mejor si es una terraza. Tiene que haber un constante recambio de aire. Hay estudios que muestran que en las áreas menos ventiladas, el riesgo de infectarse por el virus aumenta.

Cuidado al servir la comida

Por otro lado, los utensilios de comida y los vasos no deben ser compartidos por los presentes. El anfitrión tiene que separar los cubiertos para cada asistente y hay que lavarlos con agua y jabón antes y después de usarlos.

Al momento de servir los platillos, es recomendable el uso de mascarillas y guantes para que no haya el contacto directo con la comida.

¿Cantos y carcajadas?

En la reunión se deben evitar también las carcajadas, los gritos y los cantos. Estos solo provocarán que las microgotas de saliva de los presentes se esparzan por el aire y lleguen a otra persona, incluso si estos usan mascarillas.

La ropa y los zapatos, en un rincón seguro


El contagio no suele darse a través del piso o los zapatos, a menos que estos se topen con las manos y luego estas toquen la cara o se las lleve a la boca, ojos o nariz. En todo caso, el experto en epidemiología recomienda separar un área para dejar todas las cosas que llegan a la casa. Esto incluye zapatos y también para cobertores como chompas, sacos y gorras. No se debe sacudir estas prendas al sacárselas.

Olmedo dice que definitivamente las manos deben ser una de las principales preocupaciones. Cuando cada invitado llega, hay que desinfectarse con alcohol con una concentración de al menos 70%.

Es mejor poner a disposición de los asistentes un lavabo en el que no falten abundante agua y jabón. Este debe ser usado apenas se ingrese al domicilio.

Limitar los tiempos de visita

Estudios científicos han demostrado que bastan entre tres y cuatro minutos de una conversación entre dos personas para poder contraer el nuevo coronavirus si no existe la distancia necesaria ni el uso de mascarilla.

Un aspecto clave es limitar el tiempo de la visita a una hora y siempre en espacios amplios y bien ventilados. Pasado este tiempo, se ha comprobado que inconscientemente se relajan las medidas de precaución.

La distancia siempre debe mantenerse: por lo menos dos metros entre los presentes. Se puede, por ejemplo, colocar a los visitantes saltando dos sillas, aunque se vea extraño entre familiares o amigos cercanos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (3)