16 de julio de 2019 09:19

La práctica del senderismo y el montañismo tiene sus exigencias

Imagen referencial. Condiciones climáticas caracterizadas por cielos casi siempre despejados y soleados permiten que personas de todas las edades disfruten de la geografía andina. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Imagen referencial. Condiciones climáticas caracterizadas por cielos casi siempre despejados y soleados permiten que personas de todas las edades disfruten de la geografía andina. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Andrea Medina
(i)
Viajar

Julio y agosto son considerados los ideales para la práctica de actividades cerca de la montaña como el senderismo, la caminata o el montañismo.

En este tiempo las condiciones climáticas caracterizadas por cielos casi siempre despejados y soleados permiten que personas de todas las edades disfruten de la geografía andina que ofrece nuestro país. Así lo considera Iván Vallejo, reconocido montañista ecuatoriano con varios años de experiencia.

Para este experto, antes de realizar cualquiera de estas actividades es fundamental tomar en cuenta varios aspectos como buscar la información básica del sitio que se va a visitar antes de organizar un paseo.

El alpinista Iván Vallejo da las reglas de oro para practicar el montañismo. Foto: captura de pantalla



Para la caminata (senderismo), Vallejo recomienda como esencial el uso de un calzado cómodo y seguro, bastones que ayuden a descargar el peso del cuerpo, una mochila para llevar alimentos livianos, protector de lluvia, protectores solares y una chompa gruesa y liviana.

“Nosotros tenemos un verano andino caracterizado por un fuerte viento. Por eso es fundamental llevar en la última capa de ropa una chompa porque conforme van subiendo de altura el viento puede incomodar más”, explica Vallejo.

Iván Vallejo recomienda como esencial el uso de un calzado cómodo y seguro, bastones que ayuden a descargar el peso del cuerpo, Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Iván Vallejo recomienda como esencial el uso de un calzado cómodo y seguro, bastones que ayuden a descargar el peso del cuerpo, Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Para el montañismo, a estos implementos deben sumarse otros equipos seguros y confiables según la exigencia de la montaña. Entre esos están las cuerdas, los arneses, casco, guantes, una mochila con más capacidad, arpones, entre otros.

La preparación previa es la que marca la diferencia entre el senderismo y el montañismo, según Vallejo. La primera solo puede planificarse como un paseo mientras que para la segunda es indispensable acudir a un guía o experto antes y durante la misma actividad.

Para Ramiro Garrido, otro experto y miembro de la Asociación de Guías de Montaña (Aseguim), lo primero a tomar en cuenta antes de realizar senderismo o montañismo es prevenir el clima y saber a dónde se va ir. Planificar la actividad, agrega, es hacer un itinerario y avisar el mismo a alguien en casa.

“Nadie está vetado de subir a la montaña, ni personas con discapacidad, ni adultos mayores. Lo que es recomendable es no exponer sobre los 4 000 metros de altura a niños menores de 10 años. Mientras menor edad se tiene, hay más vulnerabilidad a los efectos de la altura en el cuerpo”, dice Garrido.

El Ministerio de Turismo promociona la temporada de montaña como una opción para las vacaciones. Esta entidad cuenta en su portal web con una guía básica y descargable para la práctica del montañismo. Allí se establecen los sitios para hacer media y alta montaña, consejos básicos y la indumentaria básica para cada especialidad.

El Grupo de Intervención y Rescate (GIR) de la Policía Nacional también difunde en esta temporada una edición más de la campaña Montaña Segura, para concientizar a la ciudadanía sobre los elementos claves a tomar en cuenta antes de ir a la montaña.

Ambos montañistas coinciden en que lo primordial es ser prudente con el riesgo que implica cada montaña, medir la capacidad propia para continuar y disfrutar de la excursión. “Es recomendable ir cuando la motivación es voluntaria, así se puede disfrutar del viento o del frío, el que la pasa mal arriba, rompe con el ánimo del grupo y será propenso a demoras”, señala Garrido.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)