12 de agosto de 2019 12:43

Policía de Los Ángeles investiga a YouTuber por maltratar a su perro, estrella de sus videos

Imágenes que muestran cómo la YouTuber Brooke Houts agrede a su perro desataron indignación en redes sociales. La Policía de Los Ángeles investiga el caso. Foto: captura.

Imágenes que muestran cómo la YouTuber Brooke Houts agrede a su perro desataron indignación en redes sociales. La Policía de Los Ángeles investiga el caso. Foto: captura.

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Elcomercio.com
Narices frías

La YouTuber estadounidense Brooke Houts es investigada por la Policía de Los Ángeles por maltrato animal. Esto luego de que, en un aparente error, la joven subiera a su canal un video sin editar en el que claramente se aprecia cómo golpea a su perro.

En el momento que el video se difundió en redes, Houts tenía unos 340 000 seguidores en YouTube. La estrella de sus clips más recientes era su mascota, un cachorro doberman llamado Sphinx y por ello, la YouTuber quería unirse a una broma que otros usuarios de redes han hecho a sus mascotas

En el video, la usuaria colocó papel plástico en una de las puertas de su casa. Su intención, era mostrar la reacción de su mascota ante esto, sin embargo, el video subido muestra cómo Houts agrede al perro en más de una ocasión cuando el can se acerca a ella. 

El material se difundió rápidamente en redes sociales, a pesar de que fue dado de baja en poco tiempo. Un comentarista de YouTube conocido como Keemstar fue uno de los que logró descargar el clip y lo difundió en su cuenta de Twitter

Advertencia: las imágenes del siguiente video pueden ser perturbadoras para algunos usuarios

El video compartido por Keemstar el pasado 7 de agosto del 2019 suma más de 46 millones de reproducciones hasta este 12 de agosto. La difusión del clip hizo que la organización Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA) se pronuncie y pida a YouTube que elimine el canal de Houts 

A pocas horas de la difusión del clip, las imágenes llegaron a la división de la Policía de Los Ángeles especializada en maltrato animal. Un portavoz dijo al medio BuzzFeed News que estaban al tanto del incidente y que una investigación se encontraba abierta. 

Esto llevó a que Houts se pronuncie en su cuenta de Twitter en la que emitió un comunicado sobre lo ocurrido. "Nada de lo que diga va a hacer que quienes creen que soy una mala persona dejen de creerlo y soy consciente de eso. Me disculpo con cualquier persona que se ha visto negativamente afectada por la grabación". 

Según Houts, el video había sido grabado una semana antes de su difusión y en ese tiempo su vida no estaba bien. "No voy a hacerme la víctima ni nada por el estilo, pero quiero señalar que pocas veces estoy tan molesta como se muestra en esa grabación", dijo. Añadió que joven feliz que normalmente se muestra en sus videos es "una representación más acertada de quien soy" y que claramente el día que grabó el clip estaba "frustrada". 

Houts reconoce que esto no es una justificación para haberle "gritado a mi perro en la forma en la que lo hice y soy consciente de eso... Pero mi doberman de 75 libras me está saltando a la cara con su boca abierta y tengo que mostrarle que ese comportamiento no es aceptable", asegura. 

Según la joven, independientemente de lo que su perro haya hecho, "no debí haber actuado de esa forma hacia el. Quiero aclarar que no soy una maltratadora de perros o de animales de ninguna forma. Quien haya sido testigo de un caso de maltrato animal podrá ver eso con claridad". 

Houts asegura que su perro no resultó herido como consecuencia de las acciones que quedaron registradas en el video y niega haberle escupido, como denunciaron algunos usuarios. Añade que su mascota está en un proceso de adiestramiento, lo que le ayudará  a ella a "aprender técnicas más efectivas para liberar su energía y mantenerlo disciplinado". 

La YouTuber promete en el comunicado no volver a reaccionar de esa forma contra su perro con quien, según sus palabras, tiene una relación de amor y confianza. "Todo lo que él quiere hacer es estar a mi lado... y yo hago todo lo que puedo para asegurarme de que está viviendo tan feliz como sea posible. Lamento que mis acciones en ese momento en particular no reflejen eso". 

Pese a la explicación, la cuenta de Twitter y los videos de la YouTuber están llenos de comentarios que critican su accionar y la acusan de maltrato animal y le piden que entregue a su perro a alguien "capaz" de cuidar de él. Otros usuarios aseguran que el can no mostraba un comportamiento agresivo hacia Houts, al contrario, estaba jugando. 

"Sé que has hecho cosas peores", le dice una usuaria. "No tienes las habilidades necesarias como para ser una dueña de perros responsable... no es tu perro el que necesita entrenamiento, eres tú. Tu comportamiento en el video es inexcusable", sentencia otro. 

La indignación de las personas llevó a que se inicie una petición en la plataforma Change.org para que a Houts se le prohíba subir más contenido a YouTube. Hasta este 12 de agosto del 2019 la propuesta suma más de 12 300 firmas. 

Según el portal de noticias especializado en el mundo del espectáculo, TMZ, aunque la Policía de Los Ángeles investiga el caso, Sphinx permanecerá junto a Houts por ahora. Esto porque el departamento de maltrato animal determinó que "el cachorro no corre un peligro inminente". 

Sin embargo, las autoridades sí podrían quitarle al perro una vez que la investigación se cierre si es que esta concluye que sí hubo maltrato hacia él.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (1)