18 de abril de 2019 00:00

Más poblados apuestan por las alpacas

Los comuneros instalaron corrales para las alpacas en los páramos de Chimborazo. Foto: cortesía.

Los comuneros instalaron corrales para las alpacas en los páramos de Chimborazo. Foto: cortesía.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 13
Cristina Márquez
Redactora
(F-Contenido Intercultural)

Los habitantes de Pull Quishuar, una comunidad indígena de Guamote, trabajaron durante todo un día en la construcción del corral donde hoy se alojan 10 alpacas. La crianza de esos camélidos andinos promete rentabilidad y conservación ambiental de los páramos de la comunidad.

La entrega de los camélidos se concretó la semana pasada. Técnicos del Gobierno Provincial de Chimborazo les capacitaron y les entregaron nueve hembras y un macho para iniciar la reproducción del hato de alpacas.

“Lo primero que la comunidad debe hacer es centrar sus esfuerzos en el cuidado de las alpacas, pastorearlas y desparasitarlas regularmente para que el hato se incremente”, dijo Carina Bautista, directora de la Unidad de Gestión Ambiental.

Ella explicó durante la capacitación que el cuidado de los camélidos es similar al de otros animales que antes ha manejado la comunidad. “No se quiere una inversión significativa, pero sí los cuidados básicos permanentes”, señaló.

La comunidad, integrada por 115 familias, recibió los animales como un incentivo al trabajo que realizan para cuidar de sus páramos desde hace casi 10 años. Ellos cuidan de unas 46 hectáreas de pajonales.

“Antes nadie se preocupaba del cuidado ambiental en esta zona. Los cultivos estaban llegando a la parte alta del páramo y teníamos mucho ganado, entonces las vertientes de agua empezaron a reducirse” cuenta Manuel Minagua, un comunero.

Las tareas de conservación se iniciaron con la delimitación de la frontera agrícola. “Aquí vivimos de la siembra de mellocos, habas y papas. Desde que se colocó una cerca, los cultivos ya no avanzan a la parte alta”, explica Minagua.

También sembraron plantas nativas y cercaron las vertientes hídricas para protegerlas y evitar que los animales ingresen.

Según Bautista, el proyecto de camélidos tiene tres objetivos: la preservación de los recursos naturales, ingresos económicos adicionales y una mejor calidad de vida.

“La ganadería afecta mucho al ecosistema, porque los bovinos y ovinos no son animales nativos del páramo. Con sus pezuñas aplastan las almohadillas que retienen el agua, mientras que los camélidos tienen otro tipo de pezuñas que no afectan a la cubierta vegetal, contó Bautista.

Generar un emprendimiento comunitario es el segundo objetivo del proyecto. “La demanda de fibras de alpaca es alta en el país, y no está cubierta. Con las fibras se elaboran prendas de vestir que se caracterizan por su textura suave y la alta resistencia”, explica Carlos Chinlle, otro técnico.

En Chimborazo hay 19 comunidades que forman parte del proyecto ambiental. Los habitantes de ese poblado lograron conservar unas 400 hectáreas de páramos, esos terrenos se destinan únicamente a la crianza de las alpacas.

La meta de los habitantes de Pull Quishuar es iniciar un proyecto de turismo comunitario. La oferta incluirá una visita guiada al páramo, donde se pueden mirar los paisajes de la comunidad, y conocer a las alpacas, además de otros servicios que están en desarrollo.

Los ingresos que obtengan de la primera esquila de las alpacas se reinvertirán en el proyecto. Los dirigentes esperan adquirir más animales.

“Estamos muy entusiasmados”, aseguró Minagua sobre este nuevo proyecto.puestan por las alpacas

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)