¿Por qué y cuándo se infectan personas vacunadas? Un estudio da pistas

En el estudio se analizó las admisiones hospitalarias en Reino Unido desde que se inició el programa nacional de vacunación contra el covid-19 en diciembre pasado hasta el 10 de abril del 2021. Foto: EFE

En el estudio se analizó las admisiones hospitalarias en Reino Unido desde que se inició el programa nacional de vacunación contra el covid-19 en diciembre pasado hasta el 10 de abril del 2021. Foto: EFE

En el estudio se analizó las admisiones hospitalarias en Reino Unido desde que se inició el programa nacional de vacunación contra el covid-19 en diciembre pasado hasta el 10 de abril del 2021. Foto: EFE

La mayoría de las personas vacunadas que fueron hospitalizadas con diagnóstico de covid-19 probablemente se infectaron un poco antes o durante el momento de recibir las dosis que los protegerían.

A esta conclusión llegó un estudio que acaba de publicar The British Medical Journal (BMJ), realizado por el consorcio internacional de infecciones respiratorias agudas con sede en el Reino Unido que analizó las admisiones hospitalarias en dicho país desde que se inició el programa nacional de vacunación contra el covid-19 en diciembre pasado hasta el 10 de abril del 2021.

En dicha investigación se encontró de los 99 445 personas que se hospitalizaron con diagnósticos positivos para covid-19, 3 842 (el 7,3%) habían recibido la vacuna.

Al observar los pacientes sintomáticos se determinó que el 40%  (729) presentaron señales del virus en los siete días siguientes a la vacunación. El 19% (352) desarrolló los síntomas entre el día ocho y el 14 después de inmunizarse.

Al relacionar estos periodos con el tiempo promedio de incubación de cinco días se pudo inferir que muchas de estas personas se infectaron antes de que sus cuerpos hubieran desarrollado defensas específicas contra el Sars-CoV-2.

Sin embargo, el 12% (211) presentaron síntomas entre los 15 y los 21 días después de la vacunación y el 29% (526) los tuvieron después de la tercera semana, lo que podría ubicar estos casos en un grupo para el cual las vacunas al parecer no proporcionaron la inmunidad requerida para atajar la enfermedad en el 100%.

Frente a este hallazgo, los investigadores manifestaron que estos resultados no eran inesperados dado que siempre se ha sabido que las vacunas no son 100% efectivas para prevenir la enfermedad y que el número absoluto de personas inmunizadas que ingresaban al hospital 21 días después de su primera dosis era “absolutamente pequeño” comparado con el volumen total de dosis aplicadas.

Para el efecto, los científicos afirmaron que entre las personas que desarrollaron síntomas después de 21 días de vacunadas había un grupo importante de “adultos mayores frágiles”, lo que permite inferir que “la mortalidad parece seguir siendo alta en personas de riesgo mayor, a pesar de la vacunación”, aunque el número absoluto es sensiblemente bajo.

Esto, según los investigadores, resalta la importancia de mantener las medidas de bioprotección y comprender que la efectividad de las vacunas se desarrolla con el tiempo.

Deborah Dunn-Walters, presidente del grupo de trabajo covid-19 de la Sociedad Británica de Inmunología, coincidió en que la mayoría de las hospitalizaciones se presentaron antes de los 14 días, cuando la protección de la vacuna aun no es activa.

Asimismo, que el número pequeños de personas ingresadas después de 21 días de vacunarse deben examinarse con más detalle “para comprender por qué la vacuna no les brindó una protección completa”.

Por su parte, los investigadores dejaron claro que la investigación tenía una serie de limitaciones, entre las que se cuentan que no todos los pacientes hospitalizados se inscribieron en el estudio y que los vacunados pudieron estar sobrerrepresentados por la estrategia de reclutamiento, sin dejar de lado que los números absolutos son muy bajos y tampoco se tuvieron en cuenta características como sexo, etnia y otros componentes demográficos.