6 de agosto de 2019 11:54

Un perro es el 'padre sustituto' de un chita en un zoológico de EE.UU.

El perro Blakely salió de su 'jubilación' para cuidar a una cría de chita en un zoológico de Estados Unidos. Foto: captura.

El perro Blakely salió de su 'jubilación' para cuidar a una cría de chita en un zoológico de Estados Unidos. Foto: captura.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Narices frías

Los servicios de Blakely, un perro 'niñero' que se retiró en el año 2017 fueron requeridos nuevamente para cuidar de una cría de chita en un Estados Unidos. El can salió temporalmente de su 'jubilación' para ayudar a los trabajadores del Zoológico de Cincinnati (Ohio) a educar y abrigar al pequeño. 

En un comunicado, el zoológico explica que el chita fue el único sobreviviente de una camada de tres cachorros que nacieron el pasado 7 de julio del 2019. Es hijo de Neena, pero "las madres chita no reciben suficiente estimulación de un solo cachorro para producir un sumplemento adecuado de leche, por lo que los expertos en neonatos del zoológico tuvieron que intervenir". 

Los humanos pueden alimentar y vigilar la salud del cachorro, pero hay algo que no pueden hacer y es ser un modelo a seguir para el pequeño chita. Allí es cuando Blakely brinda su apoyo. "Puede ser un modelo, compañero y padre sustituto para él", dice en el comunicado Dawn Strasser, encargada del centro de cuidado de neonatos del Zoológico de Cincinnati. 

De esta forma, el perro, un pastor australiano de ocho años, "le enseñará al cachorro etiqueta y cómo manejar algunas responsabilidades sociales, como acurrucarse, jugar y  ser disciplinado, cosas que tradicionalmente haría una madre", concluye Strasser. 

No es la primera vez que Blakely asume el rol de 'padre sustituto' de animales silvestres. Según el zoológico ya tiene experiencia con chitas y también ha ayudado a cuidar de un ocelote, un takín, zorros orejudos, un cerdo hormiguero, un facóquero, una pareja de ualabís, y una camada de tigres de Malasia. 

Los tigres fueron su último encargo antes de que se fuera a vivir con una extrabajadora del centro de neonatos, que dejó la puerta abierta para que regrese al zoológico si es que sus servicios eran requeridos, asegura el Zoológico de Cincinnati. 

Por ello, no fue difícil que Blakely congenie con Kris, el nombre que el zoológico dio al pequeño cachorro. Cuando el personal los juntó, a finales de julio del 2019, el can no tardó en retomar sus hábitos de cuidado y paciencia "se sentaba quieto mientras el cachorro intentaba descubrir qué hacer con él", asegura el comunicado. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)