1 de octubre de 2018 11:11

La pérdida de bosques amenaza a los monos en la Costa

Los resultados del primer censo de primates realizado en Ecuador fueron publicados. La deforestación afecta a las cuatro especies de la Costa. Foto: cortesía Irene Duch-Latorre.

Los resultados del primer censo de primates realizado en Ecuador fueron publicados. La deforestación afecta a las cuatro especies de la Costa. Foto: cortesía Irene Duch Latorre.

valore
Descrición
Indignado 4
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 4
Isabel Alarcón
Redactora (I)
ialarcon@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La reducción del hábitat a causa de la deforestación está poniendo en peligro la existencia de los monos en la Costa del país. En esta zona se ha comprobado la presencia de cuatro de las 21 especies que habitan en Ecuador y todas están bajo algún grado de amenaza.

El estado de estos animales fue dado a conocer en septiembre del 2018 con la publicación del primer censo de primates del país, que se realizó a finales del 2016 y principios del 2017. En este caso, universidades, organizaciones nacionales e internacionales, el Ministerio del Ambiente y el Grupo de Estudio de Primates del Ecuador (GEPE) se unieron para obtener información que permita proteger a estas especies.

Stella De la Torre, profesora y decana del Colegio de Ciencias Biológicas y Ambientales de la Universidad San Francisco de Quito, cuenta que la idea de hacer el censo surgió ante el anuncio de la inclusión del mono araña de la Costa (Ateles fusciceps) en la lista de las 25 especies de primates más amenazadas del mundo.

Este mono fue incluido en el listado internacional en el año 2015 y en el último reporte del 2017 sigue constando como parte de este grupo. Además, ha sido catalogado como “en peligro crítico”. La poca información que se tiene de este y todos los primates que viven en la Costa llevó a los investigadores a incluir no solo a los monos araña, sino a las cuatro especies en su estudio.

Monos araña de la Costa (Ateles fusciceps). Foto: Cortesía Proyecto Washu.

Monos araña de la Costa (Ateles fusciceps). Foto: Cortesía Proyecto Washu.

Las otras tres especies que viven en esta región del país tienen una situación similar. El capuchino ecuatorial (Cebus aequatorialis) también está en “peligro crítico”, mientras que los aulladores de la Costa (Alouatta palliata) y los capuchinos de cara blanca Cebus capucinus se encuentran considerados como “en peligro”.

De la Torre explica que la mayor cantidad de registros se obtuvo de los monos aulladores. Estos primates fueron hallados a lo largo de toda la Costa, pero en pequeños parches de bosques. Esta especie demostró que tiene una mayor tolerancia a vivir en bosques afectados por las actividades humanas, en comparación con las otras especies, de las cuales se obtuvieron pocos registros.

Galo Zapata-Ríos, director Científico de Wildlife Conservation Society (WCS) en Ecuador y miembro del censo, explica que la Costa ha sufrido un impacto significativo por la deforestación y cacería. Esto ha influenciado en que las poblaciones de monos sean pequeñas y aisladas.

Capuchinos ecuatoriales (Cebus aequatorialis). Foto: Cortesía Juliana Salcedo

Capuchinos ecuatoriales (Cebus aequatorialis). Foto: Cortesía Juliana Salcedo

En esta región se ubica la provincia con mayores índices de deforestación. Se estima que un 72% de los bosques han sido transformados en áreas destinadas para otros usos, como la agricultura.

La pérdida de la cobertura vegetal y la fragmentación del hábitat causan impactos directos e indirectos en estos animales, ya que modifican la estructura y las funciones de los ecosistemas. Los monos dependen de este hábitat para su alimentación y movilidad.

Zapata-Ríos considera que se necesita emprender acciones de conservación y manejo para mantener los remanentes de bosque que aún quedan.

Además, dice, muchos de los registros de estas especies son fuera de áreas protegidas, por lo que sería importante proteger los bosques a través de la creación de áreas comunitarias, municipales o provinciales para garantizar que las poblaciones se puedan mantener a largo plazo.

Capuchinos de cara blanca (Cebus capucinus). Foto: Soh Kam Yung/Bioweb.

Capuchinos de cara blanca (Cebus capucinus). Foto: Soh Kam Yung/Bioweb.


Los monos de esta región también se enfrentan a otras amenazas. La cacería continúa siendo un peligro, sobre todo en el norte, y el conflicto humano-fauna es un problema para los monos capuchinos. De la Torre explica que esta especie se acerca a las zonas pobladas en busca de maíz. En ese momento, las personas muchas veces los atacan, al considerarlos una amenaza.

En la Costa se están llevando a cabo iniciativas para proteger a estos animales. El Proyecto Washu, parte de la Fundación Naturaleza y Arte, trabaja por la conservación del mono araña de la Costa con un modelo que combina la investigación científica, educación ambiental y el desarrollo de actividades económicas con las comunidades locales. Desde el 2013, PW inició un programa de rehabilitación ex situ de la especie en las antiguas instalaciones de la Fundación Ecológica Rescate Jambelí, ubicada en el Guayas.

Para el Director Científico de WCS, el censo también ha sido un paso importante para la conservación de estas especies, ya que se logró la unión de varios actores. En noviembre se prevé realizar un censo nacional para evidenciar la situación de los monos que viven en la Amazonía, donde se conoce que hay 17 especies.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)