Destitución presidencial, un recurso difícil de lograr
Gobierno analiza propuestas para la reactivación económica
El diálogo entre Gobierno y Conaie quedó sin fundamento
El pedido correísta de destitución de Lasso, sin res…
Baños de Agua Santa afectada por aluvión; un falleci…
Edad no impide aprender nuevos talentos
Con registro, usuarios lograron comprar gas doméstic…
La Asamblea de los Pueblos se realizó en Casa de la Cultura

El patrimonio cultural llega al mundo virtual

La puerta de Brandeburgo, ubicada en Alemania, es uno de los edificios patrimoniales que es parte de la plataforma Google Art & Culture. Fotos: Google art & culture

La puerta de Brandeburgo, ubicada en Alemania, es uno de los edificios patrimoniales que es parte de la plataforma Google Art & Culture. Fotos: Google art & culture

La puerta de Brandeburgo, ubicada en Alemania, es uno de los edificios patrimoniales que es parte de la plataforma Google Art & Culture. Fotos: Google art & culture

Con Google Arts & Culture, un proyecto que tiene como objetivo central promover el acceso al patrimonio cultural mundial, miles de personas han descubierto nuevas técnicas, movimientos artísticos, acontecimientos y personajes históricos vinculados al acervo de 1 700 museos y centros culturales de 70 países alrededor del mundo.

A través de una app disponible en teléfonos inteligentes y de su página web se puede encontrar imágenes en alta definición de obras tan diversas como las de Jackson Pollock, que son parte de la colección del MAM de Río de Janeiro; hasta las de Alexander McQueen que están en la colección del British Fashion Council, de Londres.

Uno de los repositorios de la memoria nacionales que forma parte de este proyecto es el Museo Casa del Alabado. Aquí se pueden ver imágenes de 224 piezas de alfarería, 219 de arcilla, 219 de roca, 30 de metal y 9 de oro, una de ellas son unos maíces de la Cultura Carchi Pasto. En la descripción que puede ser leída en idiomas como el francés u holandés se cuenta que esta pieza está asociada al pensamiento de los indígenas americanos y que la producción de cultivos abundantes como el del maíz estaba asociada con la élite que pudo movilizar el trabajo humano para cultivarla.

María Fernanda Cartagena, actual directora del Alabado, cuenta que el museo se sumó a Google Arts & Cultura bajo la dirección de Jorge Gómez Tejada, con la intención de que las personas de cualquier parte del mundo acceden a información de sus piezas. “Antes -dice- en la mayoría de museos era prohibido tomar fotografías. Ahora la política es abrir las colecciones a los investigadores y al público en general”.

A criterio de Cartagena, con la aparición de este tipo de espacios virtuales también se ha eliminado mucha de la burocracia que existía para obtener información. En el caso del Alabado, una persona que está fuera de Quito puede tener acceso detallado sobre la pieza que está viendo sin costo alguno. La acogida que han tenido con este proyecto ha hecho que el museo también forme parte de Unique Collection, una plataforma a la que subirán información de las piezas de la colección permanente.

Por su parte, Nathalie Molina, coordinadora de museos y exposiciones del Centro Cultural de la Universidad Católica, cuenta que también existen otras plataformas como Google Street View o PeopleArtFactory.com. Estas ofrecen a las personas la posibilidad de conocer la colección de un museo, promoviendo el intercambio de conocimientos de forma “gratuita”, acceder de antemano a los gustos y aficiones del usuario.

Los espacios de memoria y de difusión del arte dejaron de ser espacios locales para formar parte de la red, se hiperconectaron, casi como una forma de legitimar internacionalmente su existencia, dice. Cree que la acción de formar parte de una plataforma como Google Arts & Culture debería tomarse en cuenta en materia de difusión y formar parte de la gestión de extenderse como museo virtual.