24 de enero de 2021 00:00

Paola Mera, una apasionada en el estudio de bacterias

Paola Mera (centro) junto a estudiantes de la Universidad de Illinois, campus de Urbana-Champaign, quienes forman parte de su equipo de trabajo

Paola Mera (centro) junto a estudiantes de la Universidad de Illinois, campus de Urbana-Champaign, quienes forman parte de su equipo de trabajo. Foto: Cortesía Universidad de Illinois, campus de Urbana-Champaign

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Andrea Rodríguez
Redactora
[email protected] (I)

La resistencia de las bacterias a los antibióticos es uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) muestran que más de dos millones de personas contraen una infección bacteriana resistente cada año en ese país y alrededor de 23 000 mueren.

En Ecuador, según el Instituto de Investigación en Salud Pública (Inspi), en más de la mitad de los centros de atención, donde se identificaron enterobacterias, estas fueron resistentes a ampicilina (79,8%), ampicilina/sulbactam (57,5%), amoxicilina/ácido clavulánico (62,6%). El análisis fue realizado en el 2020.

Este es el campo de estudio de la bioquímica y microbióloga ecuatoriana Paola Mera. La investigadora encabeza un equipo de trabajo en la Universidad de Illinois, campus de Urbana-Champaign, en el sur de Chicago. Ella trata de identificar las fortalezas y debilidades de las bacterias, información esencial para el diseño de nuevos antibióticos que sean efectivos contra estos microorganismos que causan enfermedades y los resisten.

La científica inició esta labor en la Universidad Estatal de Nuevo México, en donde permaneció por dos años. Desde el 2020 continúa su trabajo en Illinois. En su nueva universidad, Mera es catedrática de Microbiología en la Escuela de Biología Molecular y Celular.

El enfoque de la científica y de su equipo -que tiene nombre propio: Mera’s Research Group- es descubrir cómo las bacterias mantienen intacta su información genética después de cada división celular.

Si el equipo de Mera logra su meta, se podrá interrumpir el proceso bacteriano de autocopiarse, ralentizando así su crecimiento o incluso detenerlo.

Una vez identificados estos mecanismos, se podrían desarrollar fármacos que promuevan el crecimiento de bacterias beneficiosas para el organismo humano.

La investigadora describe que las células bacterianas son como una bola de hilo: cromosomas dispuestos en una larga cadena enrollada y apretada. Las bacterias tienen que hacer una copia de cada uno de sus cromosomas en un espacio ínfimo y empaquetado, en una secuencia determinada.

Mera dice que es impresionante la velocidad con la que lo logran: una y otra vez, sin fallas y sin enredarse. Las bacterias pueden pasar de ser una célula a constituirse en miles de millones en un día.

La científica explica que su trabajo pretende, en cinco años de investigación, tener una imagen detallada de este proceso, a través de la señalización del funcionamiento de los cromosomas de las bacterias.

Para su labor, la investigadora recibió una subvención de USD 1,5 millones de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH). Esto le permite contar con un equipo de investigadores que la apoyan e instrumentos requeridos para abordar a las bacterias y estudiar sus mecanismos de resistencia a los antibióticos.

Eso sí, para lograr el financiamiento de su proyecto, Mera tuvo que presentar dos publicaciones científicas en un año.

Juan Mera, el padre de Paola, cuenta que ella estudió en Quito, en la Escuela La Providencia, y logró completar la primaria en Riobamba, en la Escuela 11 de Noviembre. A los 14 años, después de cursar los dos primeros años de secundaria en el Colegio Nuestra Señora de Fátima, se fue a vivir con su mamá a Los Ángeles, California. Residieron luego en Denver, Colorado.

En la universidad de ese estado, Paola se graduó de Bioquímica con honores. Lo mismo pasó cuando obtuvo su PhD en Microbiología en la Universidad de Wisconsin-Madison. Luego hizo su posdoctorado en Microbiología en la Universidad de Stanford.

La científica ecuatoriana dice que ella y su equipo son apasionados por las bacterias. Les seduce particularmente la sofisticada coreografía molecular que guía su crecimiento: se comunican entre ellas y lo hacen de forma bidireccional.

Para estudiar estos mecanismos, los investigadores combinan: genética bacteriana, bioquímica e imágenes de alta resolución, lo que les permite examinar la progresión del ciclo celular bacteriano.

Mera’s Research Group trabaja, además, en actividades sociales, como el programa Fostering STEM. Este busca que niños de escasos recursos se inspiren en la ciencia y la investigación, para conducirlos a estudios superiores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)