Dos sismos en Manabí y en Cañar se registraron este …
Militares están más presentes en 23 urbes de la Cost…
El Imbabura inspiró a dos ambientalistas a cuidarlo
Subsidio al Trole y Ecovía se mantendrá pese al alza
César Córdova, exsecretario del Cpccs, fue designado…
Del otro lado del parabrisas sienten crisis y exclusión
Mujer fue sentenciada a 7 años de prisión por estafa…
Maduro retó a los presidentes de Uruguay y Paraguay …

Pandemia por covid-19 podría ralentizar la transición hacia energías limpias

La pandemia por el nuevo coronavirus podría demorar la transición hacialas energías limpias, que en el 2019 generaron un tercio de la electricidad mundial. Foto: Inimage

La pandemia por el nuevo coronavirus podría demorar la transición hacialas energías limpias, que en el 2019 generaron un tercio de la electricidad mundial. Foto: Inimage

La pandemia por el nuevo coronavirus podría demorar la transición hacialas energías limpias, que en el 2019 generaron un tercio de la electricidad mundial. Foto: Inimage

La pandemia del covid-19 ha supuesto un desafío para países cuyos modelos energéticos transitaban hacia propuestas ecológicamente amigables. La necesidad de conectar al servicio eléctrico a un mayor número de personas en tiempo récord y los requerimientos propios de áreas como la salud, los servicios de telecomunicaciones, la cadena de alimentos o el transporte de carga son factores que se han conjugado en un escenario singular.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente lanzó este viernes 24 de abril del 2020 una alerta para que los países estimulen las inversiones sostenibles mediante paquetes financieros para proyectos con bajas emisiones de carbono.

La emisión de bonos verdes y la inversión en proyectos resilientes son al menos dos de los frentes que sugiere el Instituto para la Economía del Clima en dos informes emitidos este mes. Uno de ellos, Invertir en el clima puede ayudar a Francia a impulsar su recuperación económica, sugiere que con el financiamiento público de 7 000 millones de euros en proyectos eco amigables se podrían generar cerca 19 000 millones adicionales para inversión. Esto podría ayudar a un cambio hacia una matriz energética que disminuya la dependencia en combustibles fósiles en áreas como el transporte público, los vehículos personales, el empleo en sectores estratégicos, entre otros.

Pero la transición hacia un modelo energético sostenible no solo afectaría a los modelos futuros. En un análisis realizado por Peter Fox-Penner, director del Instituto para la Energía Sostenible y profesor de la Universidad de Boston, el académico resalta que la contracción económica también tiene un impacto directo en la demanda de energía. Si más empresas cierran, esto significaría que no existiría la necesidad de buscar nuevos modelos energéticos ya que la actual capacidad bastaría. Es por ello que hace énfasis en que debe pensar en cambiar las estructuras actuales y promover, por ejemplo, las edificaciones con cero emisiones de carbono.

Transitar hacia una matriz energética renovable ha sido una tendencia con mayor presencia a escala global en la última década. De acuerdo con un reciente informe de la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena, por sus siglas en inglés), tres cuartas partes de las nuevas fuentes energéticas creadas en el 2019 fueron renovables. Esto devino en que, en la actualidad, un tercio de las fuentes energéticas globales sean de origen solar, eólico y otras similares.

Francesco La Camera, director general de Irena, señala que “al responder a la crisis de hoy, los gobiernos pueden verse tentados a centrarse en soluciones a corto plazo. Sin embargo, las distinciones entre los desafíos a corto, mediano y largo plazo pueden ser engañosas. Las medidas de estímulo económico deben abarcar objetivos de sostenibilidad y clima”. En el informe Perspectiva Global de Energías Renovables, presentado a inicios de esta semana por Irena, se expone que una inversión de USD 130 billones en energía limpias resultarían en USD 98 billones de ganancias entre 2020 y 2050 a escala global. Esto, a la par, podría crear puestos de trabajo para 42 millones de personas en los siguientes 30 años.

Jorge Gómez, profesor e investigador en la Universidad Yachay Tech, explica en el Ecuador y el mundo se debe tomar en cuenta que “las energías renovables no están exentas de impactos ambientales y sociales, por lo que en la transición energética se deberán tomar las medidas necesarias para identificar dichos impactos a priori, y evitarlos o minimizarlos según sea posible”. Añade que “lograr la transición energética requerirá lograr cambios en el suministro de energía, así como en la demanda de energía (la cantidad que requerimos y consumimos)”.

Suplementos digitales