26 de octubre de 2017 16:59

Padres de familia y activistas exigen escuelas libres de abuso sexual frente al Ministerio de Educación

Sybel Martínez junto a padres de familia y activistas, frente al Ministerio de Educación en un plantón realizado este 26 de octubre de 2017 en contra de los abusos sexuales en las escuelas. Foto: Mariela Rosero/ EL COMERCIO.

Sybel Martínez junto a padres de familia y activistas, frente al Ministerio de Educación en un plantón realizado este 26 de octubre de 2017 en contra de los abusos sexuales en las escuelas. Foto: Mariela Rosero/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Mariela Rosero

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

“Estamos aquí para exigir escuelas sin abuso. Que se sancione a autoridades y funcionarios, que haya un diagnóstico real de los casos de abuso sexual en los planteles”. Con ayuda de un megáfono, Sybel Martínez hizo ese pedido, en medio de un plantón frente al Ministerio de Educación.

A las 15:50 de este jueves 26 de octubre del 2017, un fuerte aguacero cayó. Pero 15 minutos después la lluvia cesó y decenas de padres y madres de familia, activistas de Sentimos Diverso y Grupo Rescate Escolar levantan carteles.

“Ser niño o niña no debe doler”, “La escuela debe dejar huellas y no cicatrices”, “Sanción, Prevención y reparación integral”. Esas frases se leen en las pancartas.

En las afueras del Ministerio de Educación se realizó la tarde de hoy (26 de octubre de 2017) un plantón en protesta por los casos de abuso sexual ocurridos en el sistema de educación que se han dado a conocer en los últimos días. Foto: Patricio Terán/ EL

En las afueras del Ministerio de Educación se realizó la tarde de hoy (26 de octubre de 2017) un plantón en protesta por los casos de abuso sexual ocurridos en el sistema de educación que se han dado a conocer en los últimos días. Foto: Patricio Terán/ EL COMERCIO.


“Escuelas sin abuso” es el grito que más repiten. Y sin que nadie se los haya pedido, los conductores de los autos que pasan por este ministerio, en la avenida Amazonas, a pocas cuadras del Centro Comercial Iñaquito, hacen sonar los pitos de sus autos.

“Los niños no mienten, el abuso es evidente”, gritan una y otra vez. Y “escuelas sin abuso, escuelas sin abuso”, es la consigna de Sybel Martínez. Ella es la creadora de Grupo Rescate Escolar, que surgió hace siete años. Ella y su esposo son dos padres que saben lo que significa que sus hijos enfrenten bullying en la escuela. Y desde entonces ella, como abogada, asesora a otros padres y madres, para que busquen que sus hijos no sean víctimas de violencia en el sistema escolar.

Ahora pide a otros padres que rompan el silencio para acabar con el espiral de la violencia. Si no se hace eso todo queda silenciado y no hay respuestas.

Los padres de 41 víctimas de abuso sexual de un colegio privado del sur de Quito, fueron los primeros en hacer públicos los casos de violencia que enfrentaron sus hijos. Ellos junto con la Fundación Sentimos Diverso y Grupo Rescate Escolar exigen que el Ministerio de Educación y otros entes estatales garanticen el bienestar de los estudiantes en el sistema.

Entre otras cosas quieren que se cree un sistema de monitoreo que permita diagnosticar y atender la situación de violencia sexual en planteles públicos y privados. Además que se audite a todas las instituciones en las que se han registrado casos de violencia.

A través de una fiscalización con transparencia piden que se establezca la responsabilidad penal y administrativa de las autoridades de centros educativos y de funcionarios públicos. Algo que exigen es una reparación integral para las víctimas de violencia sexual en el ámbito educativo. Eso debe incluir medidas que restauren su salud física y emocional. Y que les permita tener oportunidades para continuar su proyecto de vida.

Los activistas por los niños piden que la Comisión Ampetra, del Legislativo, que trabaja en estos casos, así como otros entes estatales actúen con celeridad.

Durante el plantón frente al Ministerio, los participantes repitieron que no quieren que esto sea usado políticamente. Conductores de buses respaldaron también al hacer sonar sus pitos.

Los manifestantes consideran que se debe prevenir la violencia en centros educativos, para que sean lugares sanos, seguros y libres de violencia.

Sybel Martínez comentó que fueron citados esta mañana y que los recibió el ministro Fander Falconí. Ellos esperan que se fije una hora para que reciba a las víctimas y sus familias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)