La audiencia de formulación de cargos contra Fernand…
Guayaquil y Durán registraron lluvias catalogadas de…
Colegio Médico del Guayas pide clases virtuales en Guayaquil
Hallan explosivos en vivienda de Guayaquil; 24 deten…
Proyectos para derogar la reforma tributaria tienen …
Quito: Lo que se puede hacer en alerta naranja el fi…
Policías con nuevos sueldos en Ecuador
Un camión se impactó contra un talud en la avenida S…

En Oyacachi se otorga valor a la tradición

Las termas con vertientes naturales del Antisana y Cayambe, son su mayor atractivo turístico. Fotos: Ekaterina Montalvo / EFE

Las termas con vertientes naturales del Antisana y Cayambe, son su mayor atractivo turístico. Fotos: Ekaterina Montalvo / EFE

Las termas con vertientes naturales del Antisana y Cayambe, son su mayor atractivo turístico. Fotos: Ekaterina Montalvo / EFE

Conformada por unos 630 indígenas kichwas repartidos entre la serranía y el páramo, a unos 4 000 metros de altitud, la comunidad rural de Oyacachi recurre al ecoturismo como vía para conservar sus tradiciones ancestrales.

Ubicada en el cantón El Chaco, provincia de Napo, esta comunidad rural ha conseguido mantener su identidad desde tiempos coloniales gracias a su ubicación geográfica. Ahora lucha contra las amenazas del progreso y la migración.

“Oyacachi es una comunidad que, al ser remota, evitó el control colonial y pudieron desarrollarse en relativa autonomía en la época de colonia y después de ella”, afirma Simeon Floyd, profesor de antropología de la Universidad San Francisco de Quito.

También conocida como ‘Tierra de Agua’ por la variedad de lagunas a su alrededor, se encuentra en medio de la Reserva Ecológica Cayambe-Coca, entre la Amazonía y la Sierra ecuatoriana.

Su población indígena busca aprovechar la gran cantidad de lagunas, ríos, senderos y animales que existen en su alrededor para convertirse en una comunidad autosustentable, y con ello ofrecer un futuro a los más jóvenes y a la vez garantizar su propia identidad.

Floyd explica que, por la distancia, “nunca tuvieron intervención de agentes exteriores” pero que necesitan del intercambio para su supervivencia y el ecoturismo se perfila como la apuesta de toda la comunidad.

Con 64 000 hectáreas, la comunidad disfruta del cómodo clima de los Andes en dos tercios de su territorio, mientras que en el tercio restante, reina el frío de los páramos.

En esas condiciones, el 70 % de sus habitantes se dedican a trabajos comunitarios para ayudar al autoabastecimiento del pueblo.

Sus termas naturales son el principal atractivo turístico de Oyacachi. Estas pequeñas piscinas que reciben agua natural de los volcanes Antisana y Cayambe, poseen una temperatura de 40°C.

El complejo cuenta con pequeñas cascadas, baños turcos, saunas y una piscina de agua filtrada, para quienes quieren disfrutar de temperaturas más relajadas.

Suplementos digitales