Lasso ultima su reforma tributaria, con tres frentes…
Sismo de magnitud 3.6 se registró en Guayas
Avalancha de hielo provoca emergencias con desaparec…
El narco ‘más buscado’ de Colombia será …
Armada detuvo lancha artesanal ‘sospechosaR…
El precio de la energía en España sube un 4% y los c…
Con agua contaminada se riegan 7 500 hectáreas de cultivos
Los negocios y el temor conviven con dos cárceles en Quito

Orquestas sinfónicas seguirán con programación mixta en 2021

A mediados de diciembre, la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador presentó una gala navideña en Quito. Foto: cortesía de la OSNE

A mediados de diciembre, la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador presentó una gala navideña en Quito. Foto: cortesía de la OSNE

A mediados de diciembre, la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador presentó una gala navideña en Quito. Foto: cortesía de la OSNE

Por segundo año, las redes sociales seguirán siendo la principal ventana de difusión del trabajo de la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador (OSNE), la Orquesta Sinfónica de Guayaquil (OSG) y la Orquesta Sinfónica de Cuenca.

Durante el primer semestre del 2021, estas orquestas seguirán transmitiendo presentaciones individuales y grupales de sus músicos, que serán hechas desde sus casas, y conciertos en vivo, grabados desde distintos escenarios en los que no habrá público.

La otra apuesta de estas orquestas serán los conciertos en vivo, con un aforo limitado de personas. La Orquesta Sinfónica de Guayaquil, por ejemplo, tiene planificado ofrecer su primera gala del año el próximo 22 de enero. Se estrenarán piezas de compositores europeos y ecuatorianos.

Dante Anzolini, director musical de esta orquesta, explica que en las presentaciones en vivo, con y sin público, pondrá un promedio de 35 intérpretes. “Desde el primer concierto que dimos en julio del año pasado -cuenta- disminuimos la presencia de músicos en el escenario y buscamos un repertorio alternativo”.

La Sinfónica de Cuenca comenzó a presentar conciertos en vivo, con presencia de público, desde noviembre del año pasado. Entre las galas que ofreció estuvieron una de jazz sinfónico, una ópera de Vivaldi y una obra de ballet. Igualmente, la Orquesta Sinfónica de Guayaquil realizó estos conciertos con un promedio de 35 músicos en el escenario.

Michael Meissner, director musical de esta orquesta, cuenta que los primeros conciertos con público que presentarán este año están programados para el 22 y 29 de enero. Para febrero tienen planificado ofrecer sus primeros conciertos didácticos.

“Si por el tema de las restricciones -dice- no podemos contar con público infantil y juvenil, grabaremos estas galas y las haremos llegar a las distintas instituciones educativas que existen en la ciudad”.

Para Álvaro Manzano, director musical de la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador, las últimas presentaciones en vivo, con presencia de público, han sido experiencias valiosas para los músicos. La más reciente fue la gala navideña que celebraron en la Casa de la Música y que contó con la participación de artistas como Margarita Laso, María Isabel Albuja y Quimera.

Manzano recuerda que la OSNE es una institución dedicada a la interpretación y ejecución de los grandes maestros, tanto nacionales como extranjeros, sin embargo, tiene una Orquesta Juvenil adjunta en la que algunos maestros del elenco profesional seguirán impartiendo sus enseñanzas.

A criterio de Anzolini, el trabajo de la Orquesta Sinfónica de Guayaquil tiene que ir más allá de los conciertos en escenarios tradicionales. Durante este año continuarán con los shows para los niños de Solca. “Uno de nuestros objetivos es comenzar a presentar conciertos en los barrios populares”.

Las sinfónicas tendrán el mismo presupuesto del año pasado. Para Carmen Roca, directora ejecutiva de la OSG, todas las orquestas tienen falencias económicas, pero su problema más apremiante es que no cuentan con estructura definida en un estatuto orgánico.

Suplementos digitales