10 de marzo de 2020 09:55

Ópera de Viena suspende sus funciones tres semanas debido al coronavirus

Austria impuso este 10 de marzo del 2020 una prohibición para celebrar reuniones con más de 100 personas para evitar la propagación del coronavirus. La medida obliga a suspender las funciones de la Ópera de Viena. Foto: EFE.

Austria impuso este 10 de marzo del 2020 una prohibición para celebrar reuniones con más de 100 personas para evitar la propagación del coronavirus. La medida obliga a suspender las funciones de la Ópera de Viena. Foto: EFE.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La ópera de Viena anunció este martes 10 de marzo del 2020 que suspende todas sus funciones hasta el 31 de marzo, en aplicación de la prohibición de celebrar reuniones con más de 100 personas impuesta por el Gobierno austríaco, dentro de las medidas para ralentizar la expansión del coronavirus.

"Debido a la decisión hecha pública hoy por el Gobierno austríaco, se cancelan a partir de hoy y, temporalmente hasta finales de marzo, todas las representaciones y actos", indicó el teatro vienés en un comunicado, en el que anunciaba también que se podrá recuperar el dinero de las entradas.

En total, son 29 las funciones afectadas, entre ellas dos de ballet con coreografías de Nacho Duato, exdirector de la Compañía Nacional de Danza de España; tres de Tosca con el barítono uruguayo Erwin Schrott; un concierto con el tenor mexicano Carlos Osuna; o el Siegfried de Wagner, protagonizado por Stephen Gould, Nina Stemme y Tomasz Konieczny.

La ópera de Viena tiene una capacidad para 2 276 espectadores y la ocupación media por función es del 99%. Con más de 600 000 entradas vendidas cada temporada, un tercio a turistas extranjeros, este teatro es la principal institución cultural de Austria y uno de los motores económicos de la capital.

El Gobierno austríaco anunció este martes que quedan prohibidos hasta principios de abril todos los actos y reuniones organizadas con asistencia de más de 500 personas, un límite que se reduce a 100 en los casos de eventos en espacios cerrados.

Esa es una de las medidas decididas para tratar de ralentizar la expansión del coronavirus, que en Austria ha dejado ya 158 contagios.

Otra representación importante que puede verse afectada por esta medida es el estreno de una nueva versión del Fidelio de Beethoven, dirigida por el actor austríaco Christoph Waltz, ganador de dos Oscar por las películas 'Inglourious Basterds' y Django Unchained, ambas dirigidas por Quentin Tarantino.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)