14 de enero de 2019 12:58

Un mago ecuatoriano no vidente hace del metro de Nueva York su escenario

El mago ecuatoriano Olmedo Rentería se mudó a Nueva York hace más de 30 años para presentar su espectáculo en la Gran Manzana. Foto: Facebook/ Olmedini El Mago.

El mago ecuatoriano Olmedo Rentería se mudó a Nueva York hace más de 30 años para presentar su espectáculo en la Gran Manzana. Foto: Facebook/ Olmedini El Mago.

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 9
Redacción Elcomercio.com

Su nombre es Olmedini El Mago. Tiene 78 años y ha perdido su visión, pero esto no le impide asombrar a los pasajeros del metro de Nueva York, donde este mago ecuatoriano montó su escenario tras décadas de trabajar en la televisión local. Su historia fue difundida el pasado 11 de enero del 2019 por el medio The New York Times. 

La actividad en el mundo de la magia de Olmedo Rentería se inició a principios de los años sesenta en el país. Primero debutó en circos que se presentaban en Guayaquil y en los años 70 formó parte del espacio Semana Mágica del canal 10. Hace más de 30 años hizo de Nueva York su hogar y actualmente su vida transcurre en los metros de la 'capital del mundo'. 

Casi a diario, el mago de 78 años se coloca un traje. No puede faltar en su atuendo un pequeño broche de un conejo saliendo de un sombrero y se dirige al metro de Nueva York.

El mago Olmedini trabaja en los vagones del metro de Nueva York, Siempre luce un pin de un conejo saliendo de un sombrero. Foto: Facebook/ Olmedini El Mago.

El mago Olmedini trabaja en los vagones del metro de Nueva York, Siempre luce un pin de un conejo saliendo de un sombrero. Foto: Facebook/ Olmedini El Mago.


Según el Times, al ecuatoriano se lo puede encontrar entre las calles 59 y 125 o entre la terminal Grand Central y Times Square. Sus breves espectáculos de magia se caracterizan, dice el medio, por las sinfonías de Beethoven que el mago entona mientras realiza su acto. 

Esto es precisamente algo que el fotógrafo guatemalteco residente en Nueva York,  Jaime Permuth recuerda de la primera vez que vio a Olmedini. Él contó al Times que lo que vio en 1998 no se olvida.

"Olmedini silbó la quinta sinfonía de Beethoven mientras convertía unos trapos grises en coloridas serpentinas, hizo aparecer un conejo regordete de una caja aparentemente vacía, lanzó una jaula al aire y la hizo desaparecer". 

Para Permuth, esta vivencia lo hizo sentir una fuerte conexión con Olmedini. "Fue como si hubiera regresado a casa", dijo al medio estadounidense. Por ello, en el 2018 se propuso encontrar al mago para fotografiarlo.

El mago Olmedini llegó a Nueva York hace 30 años con el sueño de triunfar en la Gran Manzana. Un ataque lo dejó sin visión hace 10 años. Foto: Facebook/ Olmedini El Mago.

El mago Olmedini llegó a Nueva York hace 30 años con el sueño de triunfar en la Gran Manzana. Un ataque lo dejó sin visión hace 10 años. Foto: Facebook/ Olmedini El Mago.


Logró hacer el contacto por medio de redes sociales y, cuando finalmente se encontraron en persona, le preguntó "¿Usted es Olmedini?", a lo que el ecuatoriano respondió "a sus órdenes". El fotógrafo cuenta que este saludo se sintió "como una voz que llega desde otro lugar y desde otro tiempo". 

El mago Olmedini tiene una cuenta personal de Facebook. En ella, registra un poco de su día a día con imágenes que lo muestran trabajando en Nueva York, y paseando por Guayaquil en el 2017.

Su última publicación abierta a cualquier usuario de la red social data del pasado 25 de diciembre del 2018. "Mi nuevo loook en 25 de diciembre", escribió en el texto que acompaña una fotografía en la que el mago aparece sonriente junto a un árbol de Navidad sosteniendo una tarjeta roja. 


Hace 10 años, Olmedini perdió su visión como consecuencia de un ataque que sufrió. Fue entonces cuando el mago empezó a trabajar en el metro de la ciudad persiguiendo el mismo fin que lo llevó a dejar el Ecuador hace 30 años, triunfar en la 'Gran Manzana'. 

Actualmente, Olmedini reside en un apartamento ubicado dentro de una residencia para personas con discapacidad del barrio East Harlem. En las paredes de su vivienda están recortes de periódicos y fotografías que dejan ver la historia de su carrera. 

El mago vive acompañado de sus palomas Lluvia y Sol quienes son parte del 'gran final' de su acto en los vagones, cuando una colorida serpentina se convierte en una de las dos aves. 

El mago Olmedini vive en un apartamento de Nueva York acompañado de sus palomas. Lluvia (en la foto) y Sol. Foto: Facebook/ Olmedini El Mago.

El mago Olmedini vive en un apartamento de Nueva York acompañado de sus palomas. Lluvia (en la foto) y Sol. Foto: Facebook/ Olmedini El Mago.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (0)