22 de agosto de 2019 16:56

Proyecto de ordenanza para la fauna urbana en Quito propone regular la venta de animales

La Comisión de Salud del Concejo Metropolitano de Quito recibió el proyecto de ordenanza para regular la tenencia de animales de compañía. Foto: Archivo EL COMERCIO

La Comisión de Salud del Concejo Metropolitano de Quito recibió el proyecto de ordenanza para regular la tenencia de animales de compañía. Foto: Archivo EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 32
Redacción Tendencias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Narices frías

Un proyecto de ordenanza para regular la tenencia de animales de compañía se entregó a Brith Vaca, presidenta de la Comisión de Salud del Concejo Metropolitano de Quito. El proyecto fue presentado por Protección Animal Ecuador (PAE) junto con abogados especialistas en derecho animal, el aporte de los grupos que integran el Consejo Consultivo de Protección de Derechos del Municipio, la Secretaría de Inclusión, médicos veterinarios especialistas en etología y otros actores relacionados al bienestar animal.

En la capital actualmente está en vigencia la Ordenanza 048 que regula la tenencia, protección y control de la fauna urbana en el distrito.

Desde que entró en vigencia el Código Orgánico del Ambiente (COA), los Gobiernos Autónomos Descentralizados debían asumir las competencias del control y manejo de fauna urbana en sus territorios. Lorena Bellolio, presidenta de PAE, contó que este proyecto se trabajó durante más de dos años para elaborar una propuesta que pueda cubrir todos los aspectos relacionados al manejo de animales en la ciudad.

El proyecto de Ordenanza municipal que regula y controla la tenencia responsable, la convivencia armónica y la protección y restitución de derechos de la fauna urbana del Municipio de Quito está compuesto de 83 artículos.

El proyecto de ordenanza sustitutiva se encuentra en la plataforma de Gobierno Abierto del Municipio de Quito, informó la concejal Brith Vaca. "La idea es que los distintos sectores y actores sociales puedan enviar sus aportes".

Uno de los primeros cambios que tiene el nuevo proyecto es el reconocimiento de los animales como sujetos de derechos. Además, se les reconoce como seres sintientes que deben ser objeto de protección.

El proyecto de ordenanza reconoce a los animales como sujetos de derecho y seres sintientes que necesitan de protección. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

El proyecto de ordenanza reconoce a los animales como sujetos de derecho y seres sintientes que necesitan de protección. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.


Actualmente, la rectoría de este tema lo lleva Urbanimal, adscrita a la Secretaría de Salud y creada en 2011 tras la aprobación de la Ordenanza 048. Esta entidad es la responsable de hacer cumplir las disposiciones que se encuentran en la ley municipal actual. Por otro lado la Agencia Metropolitana de Control (AMC) tiene la competencia de controlar y sancionar las violaciones a la norma.

De aprobarse el nuevo proyecto se crearía la Unidad Municipal para la Gestión de la Fauna Urbana (Umgefu) para encargarse del bienestar animal en la ciudad. Ésta asumiría todas las competencias relacionadas al manejo de fauna urbana como el registro, identificación, cedulación, esterilización, vacunación, atención veterinaria, control, aplicación de sanciones, campañas de educación y otras.

Con esta unidad también se crearía el Centro de Atención Veterinaria y Acogida Temporal Municipal (Cavat).

Según el proyecto presentado, estas instituciones contarían con autonomía administrativa y financiera a través de un presupuesto asignado por el Municipio de al menos el 5% del presupuesto general del GAD y a través de los servicios prestados por la unidad, multas, donaciones e impuestos a la compra de animales de compañía de raza.

La nueva ordenanza propone un impuesto a la compra de animales de raza. Además, exigirá que las mascotas sean registradas y esterilizadas antes de ser comercializadas. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.

La nueva ordenanza propone un impuesto a la compra de animales de raza. Además, exigirá que las mascotas sean registradas y esterilizadas antes de ser comercializadas. Foto: Archivo/ EL COMERCIO.


El proyecto de ordenanza detalla derechos y obligaciones de los tenedores de animales así como de los centros y establecimientos que presten servicios para la fauna urbana. Con respecto a la venta de mascotas se establecería la obligación de entregar a los animales registrados y esterilizados.

Además, todos los establecimientos como hoteles, guarderías, peluquerías y otros deberían contar con un médico veterinario de cabecera acreditado en el país. También cumplirían con requerimientos de espacios de alojamiento, recreación y otros parámetros de bienestar animal.

Las escuelas de adiestramiento también deberían registrarse y los métodos utilizados deberían ser validados por la autoridad municipal con el objetivo de prevenir maltrato y crueldad hacia los animales. También se establecería que si los animales se enferman bajo el cuidado de estos centros, se deberá notificar al propietario inmediatamente y brindarles la atención médica debida.

Las sanciones también serían modificadas. En las infracciones leves se sancionarían con servicio comunitario de 80 a 150 horas y del 20% de una a dos remuneraciones básicas unificadas (RBU).

En infracciones graves se aplicaría una pena de 150 a 200 horas de trabajo comunitario y de dos a cinco RBU. Las infracciones muy graves serían sancionadas con 200 a 350 horas de trabajo comunitario, de siete a 10 RBU, el retiro del animal y la prohibición de adquirir animales de forma temporal o definitiva.

El proyecto ya fue entregado en la Secretaría General del Concejo Metropolitano de Quito por Vaca, quien indicó que también indicó con el aporte de los concejales Juan Manuel Carrión y Analía Ledesma. Luego se llamará a una sesión de la Comisión de Salud para revisar las observaciones y se pedirá a la Secretaría de Salud y a la Procuraduría un informe técnico y jurídico.

Posteriormente se llamará a los actores de la sociedad civil para que se registren en la silla vacía y puedan ser parte de las discusiones en los debates del Concejo. Según Vaca, "después de la aprobación del COA es fundamental que los GADS asuman las competencias en la gestión de la fauna urbana y no solo en lo que se refiere a la tenencia de animales de compañía".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (3)