23 de diciembre de 2018 00:00

'Noche de paz' cumple dos siglos

La letra de “Noche de paz” fue compuesta por el padre Joseph Mohr, joven párroco auxiliar de Oberndorf.

La letra de “Noche de paz” fue compuesta por el padre Joseph Mohr, joven párroco auxiliar de Oberndorf.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Gonzalo Ortiz

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Salzburgo -la provincia austríaca que vibra con la música de sus montañas y sus riachuelos, y también sus salas de conciertos e iglesias- está celebrando el 200 cumpleaños de la conocidísima canción navideña “Noche de paz” (“Stille Nacht”), que se cantó por primera vez la Nochebuena de 1818 en la iglesia de San Nicolás en Oberndorf, cerca de la capital provincial.

La letra de “Noche de paz” fue compuesta por el padre Joseph Mohr, joven párroco auxiliar de Oberndorf. La escribió en 1816 como un poema para exaltar la paz navideña luego de un período de violencia y hambre en Salzburgo. Dos años después, pidió a su amigo Franz Xaver Gruber, maestro de escuela en el vecino pueblo de Arnsdorf y que era también el organista de Oberndorf, que le pusiera música. Gruber lo hizo y los dos cantaron juntos a dos voces la nueva canción al final de la Misa del Gallo esa noche ante todos los feligreses, con Gruber a la guitarra, ya que el órgano de la iglesia estaba dañado.

La historia del origen de la canción, que empezó a cantarse en Salzburgo y áreas vecinas en ese año y se expandió a otras provincias austríacas y alemanas en los años siguientes, se perdió por un par de décadas, cuando ya los coros tiroleses la cantaban en toda Europa. En 1854, la orquesta de la corte de Berlín, preocupada por saber a quién se debía mencionar como autor, contactó con los superiores del monasterio de San Pedro en Salzburgo y pidió que lo investigaran. Se creía que el compositor podía haber sido Johan Michael Haydn (1737-1806), hermano menor de Joseph Haydn.

En esos días Félix Gruber, hijo de Franz Xaver Gruber, era miembro del coro infantil de la abadía de San Pedro. Le contó a su padre lo que averiguaban en la abadía, y solo entonces Gruber padre cayó en cuenta del descuido en dejar establecida su autoría de una canción que, aunque él creía que sería una pieza sin importancia, se había vuelto muy popular.

Escribió entonces una declaración que tituló: “Origen auténtico de la composición de la canción de navidad ‘Stille Nacht’” y la envió a Berlín. El museo Stille Nacht en Hallein, cerca de Salzburg, que ocupa la casa en la que Franz Xaver Gruber vivió por 28 años, guarda dos borradores de la declaración. Se han encontrado además varias versiones manuscritas de Mohr y Gruber, la más temprana de 1820.

Hoy “Noche de paz” se canta en más de 300 idiomas. La primera traducción al inglés, “Silent Night”, apareció en Nueva York en 1851. La primera traducción al español, “Noche de paz”, fue registrada por Federico Fliedner (alemán naturalizado español) en 1871.

Este año se han celebrado varios eventos en Salzburgo y en ocho pueblos circundantes. En septiembre se inauguraron exposiciones y se han hecho congresos y conciertos. La muestra del museo de Salzburgo reúne documentos y objetos relacionados a la canción y contemporáneos a su composición, comenzando por copias muy tempranas de la partitura de Gruber, así como primeras versiones para instrumentos individuales y orquesta.

Según la página web del museo, la primera sala, llamada De la Navidad, recuerda cómo se celebraba el adviento y la navidad en el área. Luego hay una sala con cajas de música, discos de metal, acetatos de 78 y 45 revoluciones por minuto y grabaciones famosas como las de Bing Crosby, Mahalia Jackson y el coro de la familia Trapp (sí, la familia cuya historia, un poco cambiada, se narra en la famosa película “La novicia rebelde”). Una cédula en la sala dice que la grabación de Bing Crosby de “Silent Night” fue la canción más vendida del mundo de todos los tiempos desde que se la grabó en 1948 hasta que en 1997 la destronó “Candle in the Wind”, el homenaje de Elton John a la princesa Diana.

Otras salas del museo muestran la historia de esta famosa canción navideña en películas y en la vida real. Destaca la Tregua de Navidad de 1914 durante la Primera Guerra Mundial -una tregua espontánea no oficial entre las tropas del Imperio alemán y el Imperio británico estacionadas en el frente occidental-.

Esta comenzó cuando los soldados alemanes, después de arreglar sus trincheras con los adornos de Navidad que pudieron inventarse, se lanzaron a cantar villancicos y al entonar “Stille Nacht” los británicos les hicieron coro cantando la misma canción en inglés. Esto dio paso a mandarse saludos de Navidad a gritos, y luego a visitarse en medio de la “no man’s land” (tierra de nadie), que separaba a las trincheras, donde se intercambiaron pequeños regalos, como whisky y cigarrillos. La tregua, que implicó que la artillería permaneciera muda, se extendió prácticamente a todo el frente, a despecho de los comandantes. En muchas partes, la tregua solo duró esa Nochebuena y el día de Navidad, pero en otras se extendió hasta el 1º de enero.

Canción de paz tras años de guerras

Guerra, catástrofes naturales, hambre, miseria, pobreza, epidemias: “Noche de paz” fue creada en tiempos muy difíciles, como lo reconoce la página web de la canción. Los propios autores del villancico, Joseph Mohr y Franz Xaver Gruber, crecieron en un entorno totalmente impropio para niños y adolescentes: la presencia de las tropas francesas de ocupación y las muertes violentas eran pan de cada día. Sus padres sufrían para no poder dejar salir a sus hijos a la calle e incluso por no tener qué darles de comer. El futuro era negro para las familias. Aquellos que tenían fe en Dios podían encontrar algún consuelo en la religión. El resto se desesperaba, y no tenían la menor confianza en un futuro mejor. Tal vez por eso la canción fue tan bien acogida: pinta una noche de paz, en que todo está en calma. Como una luz en una noche oscura, la canción despierta una chispa de esperanza y de calor.

 *Escritor, miembro de las academias de la Lengua y de la Historia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)