1 de junio de 2020 15:31

'Dejen que mi negocio se queme', las palabras del dueño de un restaurante por la muerte de George Floyd 

El propietario de un restaurante en Minneapolis que fue incendiado por manifestantes que protestaban por la muerte de George Floyd pidió a las personas no preocuparse por lo material: "Podemos reconstruir un edificio, pero no podemos devolverle este hombr

El propietario de un restaurante en Minneapolis que fue incendiado por manifestantes que protestaban por la muerte de George Floyd pidió a las personas no preocuparse por lo material: "Podemos reconstruir un edificio, pero no podemos devolverle este hombre a su familia". Foto: AFP.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 2
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Locales comerciales de varias ciudades de EE.UU. se han visto afectados por las manifestaciones originadas en el país tras la muerte de George Floyd. El hombre, de raza negra, murió luego de que el oficial de policía Derek Chauvin, lo inmovilizara colocando su rodilla sobre su cuello durante nueve minutos. 

El caso, un ejemplo más de la brutalidad y el racismo de la policía en EE.UU., ha originado cientos de protestas en el país y en el mundo que exigen un cambio estructural para frenar las muertes de afrodescendientes a manos de oficiales de policía. En medio de la ira y la indignación, algunos de los manifestantes han atacado y saqueado comercios

Uno de los lugares afectados fue el restaurante Gandhi Mahal ubicado en Minneapolis, ciudad en la que Floyd perdió la vida. Lejos de preocuparse por las pérdidas materiales, su propietario manifestó: "Dejen que mi edificio se queme. Se necesita justicia". 

El Gandhi Mahal, que se encuentra ubicado a tres cuadras del tercer recinto policial de Minneapolis, fue incendiado el jueves 28 de mayo del 2020 por la noche. Su propietario, según informa el medio estadounidense Business Insider, "no guarda rencor contra quienes quemaron su negocio y se solidariza con la ira originada por el asesinato". 

El dueño del restaurante es Ruhan Islam. Su hija Hafsa hizo público, en la cuenta de Facebook del lugar, el sentir de su padre. "No se preocupen por nosotros, reconstruiremos y nos recuperaremos. Estoy sentada junto a mi padre viendo las noticias. Lo escucho decir al teléfono: 'Dejen que mi edificio se queme. Se necesita justicia, pongan a esos oficiales en la cárcel". 

En la publicación, Hafsa agradeció a las personas que "hicieron su mejor esfuerzo para cuidar y proteger Gandhi Mahal. Sus esfuerzos no pasarán desapercibidos... Gandhi Mahal puede haber sentido las llamas la noche anterior, pero nuestro deseo de ayudar, proteger y defender a nuestra comunidad nunca morirá. Que la paz esté con todos", concluye el mensaje.


De acuerdo con el medio estadounidense BuzzFeed, Islam, el propietario del local de comida, es originario de Bangladesh y en un diálogo con el portal aseguró que "la vida es más valiosa que cualquier otra cosa. Podemos reconstruir un edificio, pero no podemos devolverle este hombre a su familia". 

También en declaraciones a BuzzFeed, Hafsa dijo que fue testigo del ataque que sufrió Floyd a manos de los policías, uno de los cuales enfrenta cargos de asesinato en tercer grado. "Recuerdo cómo estaba llorando y adolorido", aseguró.

Para la joven de 18 años, el haber presenciado este hecho "me hizo darme cuenta de para qué estamos aquí". Hafsa, quien asegura que siempre ha apoyado el movimiento Black Lives Matter (Las vidas de los negros importan", añade que "ha llegado a un punto en el que esta es la única manera en la que podremos obtener justicia y cambiar el sistema"

A raíz de la destrucción del local se organizó una campaña de recaudación de fondos para ayudar a su reconstrucción. La meta era recolectar USD 3 500. Pero con la ayuda de 1 928 personas se logró sumar USD 64 168. Además está activa una página en GoFundMe que tiene un objetivo de USD 100 000 y que hasta este 1 de junio del 2020 había logrado recaudar USD 67 042

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)