1 de agosto de 2019 00:00

El Museo de Perucho consolida la identidad de la parroquia

El Museo de Perucho contiene piezas halladas en una investigación arqueológica realizada en la Ruta Escondida. Foto: Roberto Peñafiel / El Comercio

El Museo de Perucho contiene piezas halladas en una investigación arqueológica realizada en la Ruta Escondida. Foto: Roberto Peñafiel / El Comercio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Redacción Tendencias

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Conocer la historia y las raíces de los habitantes fue el objetivo del Gobierno Parroquial de Perucho, en Quito, cuando decidió invertir en la investigación arqueológica de la zona y en la posterior creación de un museo, el cual está operando desde marzo de 2019.

La Mancomunidad de la Ruta Escondida —conformada por la parroquias San José de Minas, Atahualpa, Chavezpamba, Perucho y Puéllaro— fue la zona investigada por los arqueólogos Sthefano Serrano y Gabriela López.

Encontraron vestigios que indican el ocupamiento humano desde hace 9 000 años, pero uno de los hallazgos más importantes es el de haber confirmado la identidad peruchana — así también es conocida la Mancomunidad— como descendiente de los Caranquis.

Serrano cuenta que inició la investigación hace siete años, con el levantamiento de datos y revisión de documentos históricos. Debido a que el arqueólogo tiene familia en Perucho, constantemente le notificaban que se encontraban vasijas y otros artefactos durante las labores agrícolas. Así que también fue identificando los sitios y haciendo registros.

Museo de Perucho, un centro cultural que concentra la identidad de la parroquia. Foto: Roberto Peñafiel/ EL COMERCIO

Junto a López, presentaron un proyecto de investigación arqueológica a la Mancomunidad de la Ruta Escondida, sin embargo, no tuvieron una respuestas favorable. El Gobierno Parroquial de Perucho decidió invertir por sí solo en este trabajo, que tomó dos años. Además de la identidad, otro objetivo fue promover el turismo.

Serrano, quien es director del museo, cuenta que la infraestructura fue proporcionada por el Municipio de Quito, con una inversión de USD 80 000. La realización de las pruebas arqueológicas, como la de Carbono 14 o análisis de laboratorio, costó USD 34 000. La elaboración de los elementos museográficos sumó USD 24 000 y el diseño interior tuvo un precio de USD 18 000.

Los tres rubros fueron financiados por la Junta Parroquial de Perucho. López y Serrano trabajaron como voluntarios, pero estiman que su acción tiene un costo de USD 50 000.

El Museo de Perucho tiene un recorrido histórico que se inicia hace 9 000 años, en el Periodo pre Cerámico, y avanza por las distintas etapas de ocupamiento, hasta llegar a las épocas colonial y republicana. La entrada general tiene un costo de USD 2. La atención es de viernes a domingo y entresemana se abre bajo cita.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)