14 de enero de 2019 00:00

Murales y pinturas con tradición montuvia

En Manabí se impulsa el trabajo artístico para inmortalizar la cultura local. Foto: EL COMERCIO

En Manabí se impulsa el trabajo artístico para inmortalizar la cultura local. Foto: EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Santo Domingo (F-Contenido Intercultural)
tendencias@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los murales del pueblo montuvio que se observan en todo Manabí son fruto de la inspiración de un grupo de guardianes de las tradiciones de esta etnia. En cada espacio en el que están plasmadas las ideas de los artistas se retrata la realidad cotidiana de sus habitantes. Esta población encuentra, en estos espacios, una forma de mantener sus costumbres y transmitirlas de manera visual hacia las generaciones más jóvenes.

Ernesto Pin es uno de los muralistas montuvios que trata de tener presente los acontecimientos de este pueblo a través del arte. En sus obras, que viene construyendo hace poco más de 10 años, recrea la forma de movilidad de los montuvios, sus paisajes, sus antepasados y sus personajes insignes, entre otros elementos.

La ranchera, por ejemplo, es el medio más usual para transportarse. Según Pin, a lo largo de años se han ido tejiendo anécdotas en los viajes que se emprenden en esos vehículos. Ahí se moviliza toda la carga que sale de la zona rural y también se acortan distancias entre los viajes que se hacen entre un pueblo y otro.

En los cuadros y murales se pueden observar elementos  de la cotidianidad montuvia. Foto: EL COMERCIO

En los cuadros y murales se pueden observar elementos de la cotidianidad montuvia. Foto: EL COMERCIO


Durante el trayecto a bordo de una ranchera hay personas que improvisan los amorfinos a manera de piropos para las mujeres. Este ejercicio también significa una suerte de reto entre los hombres para que saquen a flote sus anécdotas del día a día.

El historiador manabita Ramiro Molina cuenta que, desde hace una década, la realidad de los montuvios se viene plasmando en murales de las ciudades, tras una decisión de sus representantes. Ellos incentivaron a artistas de su pueblo para que contaran sus costumbres, a través de la pintura, de una manera más creativa.

En la parroquia Picoazá, las paredes de escuelas y colegios reflejan los paisajes dominados por el ceibo, un árbol tradicional en esa provincia, pero que también forma parte del día a día de los montuvios. Los murales muestran al cerro Hojas de Jaboncillo, un lugar en el que vivieron los habitantes de la cultura Manteña y que se observa desde Picoazá en todo su esplendor.

Las pinturas se exhiben en exposiciones como parte de la programación  escolar. Foto: EL COMERCIO

Las pinturas se exhiben en exposiciones como parte de la programación escolar. Foto: EL COMERCIO


El pintor Ernesto Pin señala que las nuevas generaciones tratan de interesarse en la cultura montuvia, cuando entran en contacto con las obras en pintura debido a sus atractivos colores y formas.

En la Escuela República de Francia, los alumnos fueron parte de una exhibición de pinturas que retratan a los personajes de la cultura Manteña. Diego Zambrano, alumno de sexto de Básica, supo que los ancestros montuvios arrastran tradiciones de esos personajes.

Una de esas es el arte que heredaron para construir vasijas de barro. En Portoviejo hay al menos unos 100 expertos en alfarería que instalaron centros de exhibición y para la venta de esos artículos. Luis Molina es uno de ellos; dice que esta destreza se hereda de generación en generación, al igual que otras tradicionales, como la pintura.

El historiador Emilio Hidalgo dice que las representaciones montuvias en la literatura y artes visuales se desarrollaron a partir de la década del veinte del siglo pasado. Entre los referentes menciona a José María Roura, Antonio Bellolio y Segundo Espinel. Entonces se contaba la historia montuvia a través del criollismo. “Se hicieron representaciones de sujetos populares en su dimensión étnica, como en la pintura figurativa principalmente en torno al montuvio y al cholo”. Otros murales inspirados en este grupo étnico reflejan figuras realizadas por artesanos.

En estos trabajos artísticos en gran formato se pueden visualizar implementos que se utilizan en la agricultura, como el chalo, el machete, el garabato y objetos como el pilón. Este último es un tronco de árbol con un orificio en el centro en el que antiguamente se depositaba el arroz recién cosechado.

El campesino en plena declamación de amorfinos también inspira a los artistas. Ernesto Pin ha pintado a una pareja de adultos mayores que en sus versos cuentan sobre el amor y su manera graciosa y pícara de vivir su vida íntima de pareja. Cuenta que ello influye en sus poesía que tratan temas como las grandes variaciones que ha habido en la forma de vida de su pueblo con el advenimiento de los tiempos modernos, la cosecha, la pesca y los santos.

Trabajos
Los murales se realizan en los espacios públicos o cerca de instituciones educativas manabitas.

Circulación
Las obras de pintura en lienzo recorren por varios colegios y escuelas con la finalidad de fomentar el arte.

Tradición
En los murales y pinturas se retrata la cotidianidad montuvia, su medio de transporte, sus oficios, etc.

Artistas
Los creadores de estas piezas son artesanos. También hay expertos que son autodidactas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)