22 de febrero de 2019 00:00

Las mujeres miden sus fuerzas en la película 'The Favourite'

Olivia Colman (izquierda) está nominada al Oscar como Mejor actriz. Rachel Weisz aspira al Oscar en la categoría de Mejor actriz de reparto. Foto: Outnow.ch.

Olivia Colman (izquierda) está nominada al Oscar como Mejor actriz. Rachel Weisz aspira al Oscar en la categoría de Mejor actriz de reparto. Foto: Outnow.ch.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 0
Fernando Criollo
Redactor (I)
fcriollo@elcomercio.com

Con el estreno de 'The Favourite', Yorgos Lanthimos hace un paréntesis en su línea de trabajo cinematográfico y por primera vez dirige un largometraje por encargo, con un guion que no lleva su firma.

El filme mantiene la impronta autoral del cineasta griego. El resultado se cuenta en los premios que ha cosechado en festivales como Bafta, Venecia y Toronto, además de las 10 nominaciones al Oscar.

La historia transcurre a inicios del siglo XVIII, cuando los reinos de Inglaterra y Francia se enfrentaban en la Guerra de Sucesión Española.

En ese marco histórico, a primera vista, ‘The Favourite’ podría parecer un drama aristocrático de época; pero pronto se revela como una obra más inu­sual, donde los ángulos más oscuros de la naturaleza humana se proyectan a la luz de una disputa por el poder, que se resuelve en un relato de cómico fatalismo.

Los conflictos sociales y políticos irán enunciándose solamente como referencia, mientras el filme enfoca la atención en tres personajes femeninos, en los que se encarna la intriga, la pasión y la malicia.

'The Favourite' está nominada al Oscar como Mejor película. Foto: Outnow.ch.

'The Favourite' está nominada al Oscar como Mejor película. Foto: Outnow.ch.


Olivia Colman inyecta con audacia una variedad de matices a los volubles y caprichosos estados de su personaje, Ana Estuardo, la primera reina de Gran Bretaña, que se ve sobrepasada por el cargo y el conflicto bélico en marcha.

Entre los 17 conejos que llenan el vacío de los hijos que no pudo tener y los frecuentes ataques de gota, la monarca se aprovecha del poder para aplacar sus miserias y crisis existenciales.

Rachel Weisz aparece en escena como Sarah Churchill, amiga y consejera favorita de la Reina, quien atiende los asuntos del palacio y prácticamente gobierna en su nombre con astucia y frialdad, sin defectos en su actuación.

En medio de esa relación aparece una histriónica Emma Stone, capaz de llevar una emoción al terreno de la parodia, para encarnar a Abigail, dispuesta a todo para recuperar su estatus nobiliario y convertirse en la nueva favorita de la Reina, incluso a costa de su propia familia.

El lugar y la época pueden marcar una distancia con el espectador, pero cuando la disputa por los privilegios del poder pone a las protagonistas en situaciones que apelan a la venganza, el deseo o los celos, el relato se vuelve más cotidiano y universal.

Además, el conflicto adquiere la dimensión de un lujoso espectáculo visual gracias al cuidadoso detalle del vestuario, el maquillaje y los suntuosos escenarios.

Video: YouTube, cuenta: FoxSearchlight


Los ambientes frívolos y extravagantes evocan a la María Antonieta de Sofía Coppola, pero Lanthimos pone su propia firma, marcada por un humor negro, incluso escatológico, que matiza el drama y con recursos de fotografía y cámara tan barrocos como los decorados del escenario palaciego.

Vote por sus favoritos para la 91 edición de los premios Oscar
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)