5 de junio de 2019 16:10

Una mascota murió en viaje Guayaquil-Quito; la aerolínea Tame se pronunció

En redes sociales se denuncia que una perra llamada China murió en un vuelo de Guayaquil a Quito el pasado 27 de mayo del 2019.  Foto: Twitter/ @TEAFundacion.

En redes sociales se denuncia que una perra llamada China murió en un viaje de Guayaquil a Quito el pasado 27 de mayo del 2019. Foto: Twitter/ @TEAFundacion.

valore
Descrición
Indignado 87
Triste 9
Indiferente 86
Sorprendido 2
Contento 145
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Una ola se levantó en redes sociales este miércoles 5 de junio del 2019. Organizaciones de bienestar animal denunciaron la muerte de China, una perra american bully, en un viaje de la aerolínea estatal Tame que partió de Guayaquil con destino a Quito el 27 de mayo pasado.

De acuerdo con lo informado en la página de Facebook de la Fundación Almanimal Ecuador, China “no logró llegar a su destino”. La muerte de la mascota fue confirmada por su propietario. En su muro de Facebook subió la imagen de un corazón negro hecho con huellas de patas de un perro y el mensaje: 'Te extrañaremos'.

Allí reseñó: “Acabo de perder una de mis ejemplares, llamada China por negligencia... esto no se queda así ya que ella formaba parte de una familia. Se está siguiendo el proceso de la demanda contra esa compañía”.

Según la publicación de Almanimal que denuncia la muerte del animal y que tiene más de 1 000 compartidos en Facebook “supuestamente China fue vista por última vez fuera del kennel (caja de transporte) con varios golpes en su cabeza”.

Un video difundido en redes el pasado 30 de mayo muestra a dos personas topando el rostro de China, ya sin vida, y señalando presuntos golpes e hinchazones en sus pómulos y labios.

La aerolínea Tame emitió un comunicado la tarde de este miércoles 5 de junio del 2019 en el que sostiene que “cumplió con todos los pasos establecidos en el Manual IATA de Regulaciones para Animales Vivos  incluidos en nuestro Manual de Procedimientos de Manejo de Carga”.

“Durante la recepción en Guayaquil, el agente de carga alertó al embarcador/dueño sobre la agitación del animal, ante esto el dueño respondió que era un comportamiento normal; sin embargo, el agente de carga ingresó una observación en la guía aérea, señalando que la mascota viajaba a riesgo del embarcador/dueño”, señaló Tame.

“Verificada la muerte de la mascota -continúa Tame en su comunicado- se comunicó a la persona que la recibiría”. Pero esta, dice la aerolínea ecuatoriana, “se negó a recogerla, dejando constancia escrita de tal posición, razón por la cual, cumpliendo procedimientos sanitarios establecidos en aeropuertos el animal fue derivado a Faunaetus (organización encargada del control de fauna en el aeropuerto), para que retiren los restos del animal y se continúe con el proceso”.

La aerolínea, que opera desde 1962, concluyó el comunicado afirmando que “lamenta profundamente esta situación de caso fortuito y continuará con el compromiso de siempre, no solo con nuestros clientes sino también con el servicio en bienestar de la preservación de la naturaleza y el respeto a todos los elementos que forman su ecosistema”. 


La organización que difundió ese clip (Almanimal) solicitó la entrega de los videos de seguridad del día que China viajó.

En el aeropuerto Mariscal Sucre, el manejo de las cámaras de seguridad está a cargo de la Empresa Pública Metropolitana de Servicios Aeroportuarios, del Municipio de Quito. EL COMERCIO conoció que el acceso a los videos de seguridad aeroportuaria requiere un procedimiento legal. Asimismo, que, en casos como estos, la custodia de las mascotas está a cargo del responsable del traslado.

En Twitter, la Fundación TEA hizo circular fotografías que muestran el cuerpo sin vida de China. La tarde de este 5 de junio, la Fundación TEA informó en su cuenta de Twitter que un funcionario de la aerolínea se comunicó con el propietario de China para indicarle que recibirá un informe sobre lo que ocurrió con su mascota. 

El caso recuerda a otro similar que tuvo lugar en el 2017 cuando Manuel, un gato que debía acompañar a su dueña en un vuelo Quito-Buenos Aires con escala en Lima, se extravió en el aeropuerto de Perú. La pérdida de Manu impulsó una campaña en redes para lograr que la propietaria del gato pudiera viajar a Lima a buscarlo. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (44)
No (11)