Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 15 de junio del 2021
La lista oficial de especies de mamíferos crece en Ecuador
El Metro de Quito afronta dos realidades opuestas
En Durán hay temor por grupos que se dedican al sicariato
Habitantes de la parroquia Telimbela, en Bolívar, vi…
USD 7600 millones deja de percibir Ecuador por evasi…
Segundo año de graduaciones en época de pandemia
La Asamblea retoma este 15 de junio las sesiones pre…

Muere el director de teatro francés Claude Régy, ‘el apóstol del silencio’

El director teatral francés Claude Regu murió a los 96 años de edad entre la noche del 25 y la madrugada del 26 de diciembre del 2019. Foto: AFP.

El director teatral francés Claude Regu murió a los 96 años de edad entre la noche del 25 y la madrugada del 26 de diciembre del 2019. Foto: AFP.

El director teatral francés Claude Regu murió a los 96 años de edad entre la noche del 25 y la madrugada del 26 de diciembre del 2019. Foto: AFP.

“Una especie de halcón, de mirada dura y carácter radical (…) el apóstol del silencio, de la penumbra y de la sobriedad”. Así describía el actor francés Gérard Depardieu, que dio sus primeros pasos en el teatro con él, al director Claude Régy, fallecido a los 96 años en la noche de miércoles a este jueves (25-26 de diciembre del 2019).

“Murió en la noche de miércoles a jueves, tranquilamente, en una residencia de ancianos medicalizada”, indicaron su pareja, Alexandre Barry, y su asistente de prensa, Nathalie Gasser.

El francés Claude Régy comenzó su andadura en 1952. No tenía nada que ver con el medio del teatro, provenía de una familia protestante del sur de Francia, y su padre le obligó a estudiar derecho y ciencias políticas y se opuso “absolutamente” a que hiciera teatro.

Sin embargo, en su tercer año en París, Claude dejó los estudios y se inscribió en la escuela de teatro Charles Dullin.

En 1968, hizo “su” revolución en el teatro con la adaptación de la novela de la francesa Marguerite Duras ‘L’Amante anglaise’ (La amante inglesa) . “Ella me hizo comprender que lo que buscaba era poner la escritura en el centro. A partir de ahí, representé muchos textos no teatrales”, dijo.

A partir de entonces Régy tuvo un gran éxito, reuniendo distribuciones excepcionales. El silencio era un tema fundamental para él, y sus obras se representaban en espacios íntimos.

Cuando tenía un flechazo con un texto, lo representaba sin concesión, de acuerdo con la época, y asistía a las representaciones de todas las obras que firmaba, discretamente sentado entre el público.