Podcast: Entérese con EL COMERCIO, 25 de junio del 2021
El uso de megáfonos en las vías es prohibido en Quito
Un mes de continuas visitas a las playas de Ecuador
Los acupunturistas no han parado durante la pandemia…
Tres escenarios para definir el futuro de F. Carrión…
Alexandra Kennedy: ‘No todo en el país puede ser pat…
El presidente Bukele dice que el uso del bitcóin en …
Maduro reconoce que hay una ‘migración importa…

La moneda de la novela ‘Moby Dick’, de Herman Melville, es ecuatoriana

La moneda que Melville pone en manos de su protagonista es una de las onzas de oro acuñadas a partir de 1838 en la Casa de Moneda de Quito. Foto: Archivo particular.

La moneda que Melville pone en manos de su protagonista es una de las onzas de oro acuñadas a partir de 1838 en la Casa de Moneda de Quito. Foto: Archivo particular.

La moneda que Melville pone en manos de su protagonista es una de las onzas de oro acuñadas a partir de 1838 en la Casa de Moneda de Quito. Foto: Archivo particular.

El capitán Ajab ofreció una reluciente moneda de oro como premio para quien diera con la ballena blanca; la clavó en el palo mayor y advirtió que “quienquiera… que me aviste una ballena de cabeza blanca, con la frente arrugada y la mandíbula torcida, tendrá esta onza de oro”.

La moneda que Melville pone en manos de su protagonista es una de las onzas de oro acuñadas a partir de 1838 en la Casa de Moneda de Quito. El mismo novelista la describe en el capítulo 99 de su obra literaria Moby Dick y manifiesta, una de esas “nobles monedas de oro de América del Sur”, que son “como medallas del sol y piezas simbólicas de los trópicos … En su borde exterior llevaba la leyenda. REPUBLICA DEL ECUADOR: QUITO.

Enmarcada por esas letras se veía la figura de tres cumbres andinas. De una surgía una llama, una torre de la otra y de la tercera un gallo que cacareaba; sobre todo el conjunto había un segmento del zodíaco partido, con todos sus signos marcados con la cabalística de costumbre y la clave de todo este arco formado por el sol que entraba en el equinoccio por Libra”.

La onza de oro, o moneda de ocho escudos, se acuñó entre 1838 y 1843. Su diseño lo describe la Ley de Monedas de 1836: “En el anverso tendrá en todo el plano de enfrente, y a una elevación correspondiente al sol el zodíaco o eclíptica, perpendicular a la línea equinoccial, indicando el Ecuador. Sobre el sol, y a una distancia proporcionada, se manifestarán siete estrellas, que indican las siete provincias que forman la República: Quito, Chimborazo, Imbabura, Guayaquil, Manabí, Cuenca y Loja.

A la derecha estarán los dos cerros principales que hacen el nudo de la cordillera de Pichincha; en el primer punto el Guagua Pichincha sobre el cual reposará un cóndor y en el segundo el Ruco Pichincha volcán. A la izquierda del escudo se grabará un risco, sobre él una torre y sobre ésta se colocará otro cóndor que haga frente al que está sobre el cerro de la derecha. La inscripción será REPUBLICA DEL ECUADOR – QUITO, colocada perpendicularmente bajo el sol; y a la derecha de Quito las letras iniciales del ensayador”.