29 de agosto de 2018 16:25

Mitigación de cambio climático, crucial para esfuerzos de pesca sustentable

Imagen referencial. Se estima que el calentamiento de los océanos ocasione cambios en la productividad de las especies marinas y en el rango de su distribución espacial. Foto: Pixabay.

Imagen referencial. Se estima que el calentamiento de los océanos ocasione cambios en la productividad de las especies marinas y en el rango de su distribución espacial. Foto: Pixabay.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los esfuerzos en pesca sustentable no serán suficientes para frenar la merma en las poblaciones de peces "si no van acompañados de medidas que mitiguen el cambio climático de forma significativa", sostiene el ecólogo Jorge García Molinos, coautor de un estudio publicado este miércoles (29 de agosto del 2018) en la revista Science Advances.

El estudio Mejoras en el manejo pesquero podrían compensar los efectos negativos del cambio climático expone -a raíz del análisis de 915 poblaciones de peces y diferentes escenarios climáticos- que si se limita el calentamiento global a 2 grados Celsius y se aplica un manejo pesquero adecuado, se podrían tener 217 millones de toneladas de peces en el mar para 2100, un tercio más que ahora.

Además, esta combinación, la cual se debe aplicar a escala global, depararía USD 14 000 millones en ganancias provenientes de la pesca y suficientes pescados y mariscos para proporcionar 25 000 millones de porciones de alimento, un incremento de 16% respecto a la situación actual.

Se estima que el calentamiento de los océanos ocasione cambios en la productividad de las especies marinas y en el rango de su distribución espacial; es por eso que se requiere un manejo adaptativo que tome en cuenta los patrones cambiantes de la productividad, refiere el estudio.

No obstante, si el calentamiento global llegase a ser superior a los dos grados, el estudio muestra beneficios significativamente menores y, en muchos casos, descensos abruptos en la abundancia de peces, la cantidad de ganancias económicas y de alimento.

Frenar esta situación requiere de procesos de adaptación e instrumentos de gobernanza nuevos y mejorados, como son los acuerdos bilaterales y multilaterales que protejan las pesquerías emergentes y enfrenten los incentivos para la sobrepesca en poblaciones compartidas.

Asimismo, el trabajo -en el que participaron científicos de la Universidad de California en Santa Bárbara (UCSB) y de la organización Environmental Defense Fund (EDF), entre otras instituciones, recomienda políticas flexibles de captura que consideren la productividad de las poblaciones cambiantes.

Y es que no todo positivo, en el escenario más optimista, se prevé para los próximos 100 años una disminución de la mitad de las poblaciones de peces en el mundo, eso sí, viéndose algunos países más afectados que otros.

García Molinos, profesor asociado en la Universidad de Hokkaido (Japón), dijo a Efe que las recomendaciones, si bien son complejas de llevar a cabo, son realizables si se hace un esfuerzo global.

"Conseguir pesquerías sostenibles requiere de un seguimiento continuo que proporcione los datos necesarios en base a los cuales adaptar su manejo. Eso cuesta dinero y recursos", expuso.

De la misma forma, agregó, "lograr acuerdos pesqueros internacionales justos y duraderos entre distintos países es un reto, pero existen ejemplos de que es posible"

Asimismo, el experto en impactos derivados de actividades humanas en ecosistemas acuícolas matizó que, tal como muestra el estudio, los esfuerzos en pesca sustentable "no serán suficientes si no van acompañados de medidas que mitiguen el cambio climático de forma significativa".

"Estas acciones, externas al sector pesquero, requieren del cumplimiento estricto de los compromisos internacionales adquiridos por los países en el Acuerdo de París para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero y la estabilización del cambio climático", aseveró.

Por último, señaló la acción ciudadana como otro de los pilares fundamentales para mantener en pie la salud de los océanos y el resto de ecosistemas.

"Un ejemplo de acción ciudadana consciente sería comprar pescado y marisco que provenga de pesquerías sostenibles", apuntó con respecto a la pesca.
En cuanto al cambio climático, apostó por "cambiar nuestras rutinas para reducir nuestra huella de carbono".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)