7 de septiembre de 2020 18:01

¿Cómo mejorar la velocidad de Wifi en casa?

Existen formas de mejorar la conexión inalámbrica de Internet.

Existen formas de mejorar la conexión inalámbrica de Internet. Foto: Captura

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 18
Andrea Rodríguez

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

No se necesita ser un experto para aumentar la velocidad de acceso a Internet en el hogar. David Carrillo, ingeniero en telecomunicaciones, recomienda que nos fijemos en el icono de la barra de tareas de Windows que hace referencia a la conexión inalámbrica.

Al acceder a esta opción, se desplegará una lista con todas las redes detectadas a nuestro alrededor y su nivel de cobertura. Es importante saber que, a menos cobertura, menor velocidad de transmisión. Por ello, si vivimos en una casa grande, con muchos obstáculos arquitectónicos o con varios pisos, podemos encontrarnos con que la señal llega hasta nosotros de manera muy débil y con tasas de transferencia mínimas.

Para resolverlo, podemos optar por varias alternativas. Con frecuencia, algunos técnicos que instalan el router se limitan a colocarlo lo más cerca posible del computador utilizado, pero esta no es siempre la posición óptima.

El primer consejo es intentar colocar el router en un sitio céntrico de la vivienda, tanto en vertical -en el caso de que haya más de una planta-, como en horizontal. El alcance de la señal suele ser de 10 metros como máximo.

En pisos de una sola planta el router debe estar al menos a la altura de los dispositivos que se van a conectar a él, es decir, al menos a la altura de una mesa.

Hay que imaginar la señal de Wifi como un círculo alrededor del router. Si este se pone en una esquina de la casa, la señal no llegará al otro extremo de la vivienda; pero si se instala en el centro, llegará a todos los rincones.

Hay que evitar también obstáculos como paredes de piedra, metal o el agua, ya que estos son los materiales que más obstaculizan la señal Wifi.

La señal atraviesa mejores elementos débiles como la madera de las puertas, o separaciones de vidrio o plástico. Se recomienda poner la antena del router en vertical para que la señal se extienda en horizontal si el departamento es de una planta. En domicilios con varias plantas hay que inclinar un poco la antena -unos 45 grados- para que la señal también se envíe hacia arriba o hacia abajo.

Las antenas son más potentes en sus lados que en su punta. Cuando el área a cubrir es muy grande, se puede utilizar un repetidor Wifi que capta la señal original para extenderla por un espacio más grande.

Se puede también instalar en nuestro router Wifi una antena omnidireccional de mayor ganancia. Para ello la única condición es que la antena del dispositivo sea extraíble. Cuestan alrededor de USD 30 y lograremos ampliar la zona de cobertura de nuestra red inalámbrica y mejorar la velocidad.

La velocidad de Internet no siempre llega íntegra a los dispositivos mediante el Wifi. Esta es compartida entre todos los dispositivos que están conectados, de modo que es normal que cuando alguien está descargando archivos la velocidad de conexión se resienta.

La conexión a Internet, WiFi o no, es como una tubería por la que viajan los datos, y si alguien está usando casi todo el caudal, otra persona solo podrá usar una pequeña porción.

Así pues, como norma general, cuantos más dispositivos están conectados a una red, esta es más lenta. Ahora bien, depende mucho de qué están haciendo esos dispositivos. Algunas aplicaciones de descarga permiten limitar la velocidad de subida y bajada de modo que se puede seguir usando la red sin notar ralentizaciones.

Otra técnica, aunque más complicada de implementar, es configurar el router para priorizar ciertos tipos de datos (por ejemplo, video en streaming) con respecto a otros. Pero configurarlo es un proceso bastante complicado y varía de un router a otro. Lo mejor es revisar el manual del router.

Además, si contratamos servicios de televisión digital que funcionan a través de la conexión a Internet, perderemos parte del ancho de banda contratado.

Por el lado de los dispositivos de recepción de la señal -como teléfonos móviles, televisores y consolas- estos incluyen un adaptador Wifi que es inamovible, pero en las computadoras -portátiles o no- hay más opciones. Algunas incluyen tarjetas de red anticuadas que no aprovechan las nuevas tecnologías y avances del Wifi. Se puede comprar un sencillo adaptador Wifi USB, cuesta alrededor de USD 15.

Por otra parte, no está demás comprobar si hay algún intruso en la red Wifi propia que reduzca la velocidad de la conexión a Internet. Quizá un vecino pudo obtener nuestra clave de acceso. Se pueden usar aplicaciones para computadoras y smartphones para ver quién está conectado a la red y tomar medidas en caso de que el sospechoso sea detectado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (61)
No (24)