15 de enero de 2021 15:36

El ‘maskné’ y la sequedad de las manos se combaten con rutinas de cuidado

Si es que la piel de las manos muestra reacciones al uso de alcohol, como sangrado, fisura, infección o dolor, hay que acudir a un especialista. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Si es que la piel de las manos muestra reacciones al uso de alcohol, como sangrado, fisura, infección o dolor, hay que acudir a un especialista. Foto: Archivo / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Ana Cristina Alvarado

La pandemia ha generado daños cutáneos por el uso de prendas de protección personal y de alcohol gel. Los dermatólogos han observado el incremento de casos nuevos de acné o la exacerbación de cuadros ya existentes. También han observado afectación en la piel de las manos.

El aparecimiento o exacerbación del acné por el uso de la mascarilla se produce porque esta prenda causa fricción constante y un microambiente donde proliferan las bacterias, de acuerdo con el dermatólogo Jorge Bonifaz. Este tipo de brote es conocido como ‘maskné’.

El ‘maskné’, un concepto de pandemia

Otro factor que incide es el uso de mascarillas sucias. Es decir, se cree que las mascarillas reutilizables pueden usarse por varios días seguidos. Sin embargo, hay que lavarlas después de cada jornada para eliminar la suciedad visible y los microrganismos que pudieron haberse quedado en ella.

Las personas que tienen piel grasa y mixta tienen mayor predisposición al acné. Sin embargo, todos los tipos de pieles pueden sufrir de este trastorno dermatológico.

Para evitar el ‘maskné’ se debe seguir una rutina diaria de cuidado de la piel del rostro. Lo primero es reconocer el tipo de piel, para elegir los productos de limpieza, hidratación y protección adecuados. En la Internet se pueden encontrar guías fáciles elaboradas por reconocidas marcas para descubrir el tipo de piel.

Con base en esa información, se debe adquirir un jabón o limpiador de rostro, un hidratante y un protector solar. Bonifaz recomienda preferir las marcas dermatológicas, pues estas cuentan con estudios y pruebas que respaldan la efectividad de los productos. Los cosméticos de catálogos, dice, no siempre tienen las fórmulas adecuadas para la salud de la piel.

La rutina de aseo e hidratación se debe repetir en la mañana y en la noche. Mientras tanto, el protector solar debe aplicarse cada tres horas, tres veces al día. De esta forma se mantendrá la piel equilibrada y protegida.

No obstante, si de todas maneras aparece o empeora el acné, es importante acudir a una consulta con un especialista, quien enviará una receta personalizada.

Las manos, las otras afectadas

“Hemos notado que en un inicio hubo mucha dermatitis de contacto por el uso de alcohol, pero en los últimos tres meses el cuadro ha ido disminuyendo”, dice Bonifaz. “Es preocupante, porque podría ser una señal de que la gente ha dejado de aplicarse alcohol”, agrega.

El especialista advierte de la importancia de desinfectarse las manos cuando se está fuera de casa, principalmente en estas semanas en las que se han incrementado los casos de Covid-19. Se debe usar un producto con un mínimo de 70° de alcohol.

La medida principal, sin embargo, es el lavado de manos con agua y con jabón. Siempre que sea posible, hay que preferir esta medida de bioseguridad sobre el uso del alcohol. Los jabones suaves evitarán daños mayores. El syndet es una alternativa.

Para evitar la sequedad y daños dermatológicos más profundos, se debe hidratar la piel después de desinfectarla o lavarla. Hay que usar una crema dermatológica tres minutos después de aplicarse alcohol o inmediatamente después de lavarse y secarse las manos.

“Una crema, entre más olor tenga, menos hidrata”, asegura el dermatólogo. Por ello, aconseja obtener productos sin aroma y con ingredientes como manteca de karité y ceramidas.

Si es que la piel de las manos muestra reacciones al uso de alcohol, como sangrado, fisura, infección o dolor, hay que acudir a un especialista.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)