13 de abril de 2019 14:58

La Maratón del cuento en Quito es un encuentro para la imaginación

Desde las 09:00, las familias quiteñas empezaron a llegar y a dar vida al espacio que cuenta con estantes comerciales de literatura infantil en el Centro Cultural Itchimbía por el segundo día de la XIII Maratón del cuento ‘Quito una ciudad que lee’. Foto:

Desde las 09:00, las familias quiteñas empezaron a llegar y a dar vida al espacio que cuenta con estantes comerciales de literatura infantil en el Centro Cultural Itchimbía por el segundo día de la XIII Maratón del cuento ‘Quito una ciudad que lee’ este 13 de abril del 2019. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Ana Cristina Alvarado

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La mañana del sábado 13 de abril del 2019 arrancó el segundo día de la XIII Maratón del cuentoQuito una ciudad que lee’, en el Centro Cultural Itchimbía. El evento se llevará a cabo hasta las 18:00 y es de entrada gratuita. El domingo, 14 de abril, será la última jornada de este encuentro de literatura infantil y juvenil.

Desde las 09:00, las familias quiteñas empezaron a llegar y a dar vida al espacio que cuenta con estantes comerciales de literatura infantil y juegos cognitivos, lectura ininterrumpida de cuentos, talleres y otras actividades.

“Venir al Itchimbía, aunque está dentro de la ciudad, es un paseo. El parque es tan bonito, la gente viene acá con muchísimo gusto. Hay muy buen público”, dice Leonor Bravo, miembro de Girándula, la asociación organizadora del evento.

En la sala de lectura ininterrumpida, a las 10:00, el radialista no vidente Erick Caicedo leyó para el público el cuento ‘La mariposa azul’, de Soledad Córdova. “Estoy emocionado, nunca imaginé poder estar aquí y ahora es posible gracias a este texto del Plan Nacional de Lectura”, dijo Caicedo para terminar su intervención.

El locutor de radio, del programa ‘Los amigos de Jesús’ transmitido en Radio Católica, se refirió al lanzamiento de cinco libros infantiles de autores ecuatorianos en lenguaje braille realizado por el Ministerio de Cultura a finales de marzo de 2019.

En este espacio y durante toda la feria, habrá lectura de cuentos a cargo de mediadores, autores y de personalidades como la actriz Juana Guarderas, la escritora Rosalía Arteaga o el cantante Israel Brito.

Pero la lectura no será unilateral. Los niños se estimulan con las historias y quieren también contar lo que su imaginación les dice. Bravo dice que el viernes, que fue el primer día del programa, una niña le contó su propia versión de las princesas de Disney.


La Maratón del Cuento ha organizado diversas actividades para que los niños y las familias se interesen por la lectura y se entretengan. La Giranduteca es una biblioteca donde los niños podrán conocer diversos títulos y donde los padres podrán leer cómodamente para los más pequeños.

También hay espacio para el juego en la planta baja del Centro Cultural. Ahí está el Laberinto de palabras, la ruleta de adivinanzas y los refraneros. Además, los niños más pequeños podrán asistir a la lectura de cuentos enfocados en sus intereses, por mediadores expertos en cautivar con las historias.

En la planta baja también está la sala de talleres, donde se tratarán temas de interés referentes a la lectura. Lectura de imágenes, ¡Así no más! Leemos juntos, Beneficios de la lectura en el cerebro son los conversatorios que se realizarán hasta el domingo.

De regreso al piso principal del Palacio de Cristal, hay estantes de carácter comercial y educativo. Un espacio del Municipio de Quito, por ejemplo, está entregando cuentos de Lola y Pedro, dos personajes que enseñan a los niños a no callar frente al abuso sexual infantil.

Las editoriales y librerías como Elé, Oso Lector, Lobo Lunar y Andarele tienen sus propios estantes para dar a conocer sus libros y están ofreciendo promociones y descuentos por la feria. Además, hay espacios colectivos de venta de literatura para niños y jóvenes.

“Este año hemos hecho la producción del evento Juana Neira y yo. Es un trabajo enorme, pero cuando una está aquí y ve la cantidad de gente, vale tanto la pena”, expresa Bravo, quien añade que la importancia de este espacio es acercar a los niños a la lectura, una actividad que tiene gran impacto en el desarrollo cerebral.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)