18 de julio de 2020 02:49

El maquillaje se volvió más simple durante la emergencia sanitaria

La tendencia del maquillaje natural se afianzó durante la emergencia sanitaria.

La tendencia del maquillaje natural se afianzó durante la emergencia sanitaria. Fotos: Cortesía Daniela Soria Studio. Mascarilla: @atelierjackiecarvajal

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 2
Ana Cristina Alvarado
Redactora (I)
[email protected]

El uso de la mascarilla provocó que las tendencias de belleza se simplifiquen. Mientras tanto, la atención recayó sobre los ojos, aunque los estilos se mantienen en lo natural.

Daniela Soria, maquilladora profesional, cuenta que desde que el semáforo pasó a amarillo en Quito la demanda de diseño de cejas, ‘lifting’ de pestañas, y tinte de cejas y pestañas aumentó en su estudio. Esto se debe a que al usar tapabocas lo único que se ve del rostro son los ojos. También, ahora las personas buscan ser más ágiles en su preparación.

“El maquillaje es más casual, fácil y rápido. Cuando sales a la calle prevalece lo práctico sobre lo estético”, dice Soria. La maquilladora Leydi Artiga concuerda con Soria. Clientes de ellas están buscando cursos de automaquillaje pensando en el uso de la mascarilla y en las telereuniones.

En estos cursos, las estudiantes aprenden sobre técnicas y productos para destacar sus facciones. En cejas se mantiene el estilo pluma, dice Soria. Para ello, se peina las cejas hacia arriba y se rellena los espacios con lápiz. Así se aporta volumen. Las cejas súpermarcadas ya no se usan.

Los ojos se pueden destacar con el uso de pestañas postizas o con la aplicación de máscara de pestañas. El delineado es el complemento. Si se quiere ir más allá, es recomendable usar sombras de colores tierra y naranja, para darle mayor profundidad a la cuenca del ojo y luz al párpado. Los dorados son una alternativa para quienes quieren más brillo.

Las maquilladoras advierten que, de preferencia, no se use base u otros productos de maquillaje debajo de la mascarilla por salud y bioseguridad.
Soria explica que el uso de este accesorio crea un ambiente húmedo en el rostro, ideal para la proliferación de bacterias. En este ambiente, el maquillaje puede convertirse en un factor para tapar los poros y provocar problemas dermatológicos. Además, dice, la mascarilla se mancha y su efectividad disminuye.

Si se va a maquillar el rostro Soria aconseja elegir bases ligeras, pues tienen menor transferencia de color. Artiga prefiere las bases a prueba de agua. No obstante, es importante usar la menor cantidad posible de producto.

Se recomienda sellar con polvo traslúcido y, aunque la tendencia en la actualidad es usar rubores cremosos, lo mejor es aplicar productos en polvo si se va a vestir tapabocas. Rociar un fijador de maquillaje al finaliza evitará que este se manche.

Artiga recomienda llevar una esponja de base limpia en la cartera, pues al retirarse el barbijo será necesario borrar las líneas que esta prenda deja en el rostro. 

Para los labios, Soria indica el uso de un humectante, pues el ambiente húmedo creado por la mascarilla reseca la piel. Sin embargo, si es que se quiere llevar un color, pues eventualmente se retirará el barbijo, Artiga aconseja labiales mate intransferibles.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)