3 de enero de 2020 00:00

Locales del balneario Las Palmas destacan las tradiciones afro

Desde hace tres meses funciona el emprendimiento ¡Diga!, que muestra una parte de la cultura oral de Esmeraldas. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO.

Desde hace tres meses funciona el emprendimiento ¡Diga!, que muestra una parte de la cultura oral de Esmeraldas. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 3
Marcel Bonilla
Redactor
marcel.bonilla@elcomercio.com
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Uno de los bares del balneario Las Palmas, en la ciudad de Esmeraldas, fue nombrado como ¡Diga! Su fachada cuenta con más de 30 palabras clásicas o modismos afroesmeraldeños.

¡Diga! es una forma de afirmar, mientras se mantiene algún tipo de conversación. Los dueños del bar buscaron un nombre que hermane a los esmeraldeños y que atraiga a los turistas que llegan al balneario.

Las letras fueron pintadas en colores blanco y verde, por la bandera de la provincia. También, hay palmeras de coco, que muestran la abundancia del producto en esta provincia.

La fachada está llena con palabras como chumblún, vea-vea, persuadido, cucar, lambido, te voy a tapiar, a ve pa ve, palangano, Oe…, corrinchoso, entre otras. En las mesas tienen el mismo tapiz con la palabra ¡Diga!

Según la turista colombiana Sofía Pinzón, ese nombre le llamó la atención. Ella recibió una explicación del por qué fue bautizado así el establecimiento donde se expende comida rápida y cocteles.

"Hemos revisado algunas de las palabras y existe mucha similitud con el pueblo afrocolombiano de la costa pacífica de mi país. Creo que es una misma cultura, especialmente, Tumaco (Colombia) y Esmeraldas (Ecuador)”, dijo Pinzón.

La escritora esmeraldeña Telia Estupiñán Cortez, en sus libros ‘Bullaranga’ y ‘El Tronco’ recoge un amplio vocabulario del pueblo afro, con palabras como badulaque (atorrante), agüitar (observar), coquimbo (escaso pelo) mojiganga (cosa ridícula), pandao (envoltorio) o pres pres (orgullo).

Los instrumentos afro, como la marimba, se exhibe en el restaurante Frutos del Mar, que se ubica en Las Palmas. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO.

Los instrumentos afro, como la marimba, se exhibe en el restaurante Frutos del Mar, que se ubica en Las Palmas. Foto: Marcel Bonilla/ EL COMERCIO.

Estupiñán dice que los afros se caracterizan por la alegría, fervor, espontaneidad, sonrisa franca y sinceridad sin tapujos, por eso, cada frase despierta el amor propio por sus raíces.

Para el antropólogo Xavier Vera, ese tipo de palabras y la forma de acentuarlas le dan identidad a los esmeraldeños, aunque a veces la jerga varía de un sitio a otro, como en San Lorenzo y Eloy Alfaro, pero finalmente son palabras cotidianas enraizadas en este pueblo.

Carlos Espantoso, propietario de ¡Diga!, explica que con esta iniciativa se destaca la cultura local y sus expresiones, para dar mayor identidad a lo que se hace. Este sitio está ubicado en la segunda planta del área de comedores, en el malecón de Las Palmas desde se observa toda la playa.

En el malecón existen otros locales que buscan atraer con temáticas afroesmeraldeñas, en las que se incluyen instrumentos musicales de la tradición como marimbas y bombo, ubicados en la parte externa.

Los interiores son decorados con pinturas de instrumentos tradicionales, adornos en bambú, marimberos y atuendos. “Se trata de que los turistas sientan la cultura, mientras disfrutan de una variedad gastronómica de mariscos”, señala Walter Drouet, empresario turístico de La Palmas.

Además, hay otros locales que tienen nombres con la música tradicional del pueblo afro como Andarele, nombre que tiene un local de paletas hechas con frutas.El director zonal de Turismo, Hairo Osorio, agrega que en la ciudad hay ‘huecas’ gastronómicas: La Tunda, El Canalete y El Riviel, que son negocios de comida tradicional, con nombres de personajes esmeraldeños.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (1)