9 de enero de 2020 16:30

Lizbeth Rodríguez, la ‘chica Badabun’, revela que su padre la abusó sexualmente desde los 5 años

La YouTuber mexicana Lizbeth Rodríguez, conocida como la 'chica Badabun', relató cómo su padre abusó de ella desde los 5 años. Foto: captura de pantalla

La YouTuber mexicana Lizbeth Rodríguez, conocida como la 'chica Badabun', relató cómo su padre abusó de ella desde los 5 años. Foto: captura de pantalla

valore
Descrición
Indignado 8
Triste 12
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 0
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Lizbeth Rodríguez decidió quebrar el silencio. La expresentadora mexicana del reconocido canal de YouTube Badabun relató, después de 20 años, cómo su padre la abusó sexualmente desde que cumplió 5 años. Lo hizo el miércoles 8 de enero del 2019, de frente a la cámara y dirigiéndose a sus más de ocho millones de suscriptores.

Apenas comenzaba a explorar el mundo, pero siempre fue una niña curiosa que dormía soñando con su familia. En su cuarto -con ventanas aseguradas y decenas de muñecas- ocurrió el primer abuso. “Tenía 5 años y la persona que se decía ser mi papá me tocaba en las noches. A mí me daba mucho miedo abrir los ojos porque sentía que podía ser un malhechor, un ladrón”, relata.

Decidió que a su corta edad era momento de pedirle ayuda a su madre. “Estábamos acostadas en la cama. De repente, comenzaron a salir de mí lágrimas y le dije que quería hablar con ella. Le hice prometer que no le iba a decir nada a mi papá”, cuenta. Su madre aceptó la reserva. Entonces, la pequeña le confesó: “Le dije que mi papá me tocaba en las noches. Ella me preguntó si estaba segura de haberle visto y le dije que no, porque realmente a mí me había dado mucho miedo abrir los ojos. Pero era obvio que era él, nadie más podía haber entrado”, dijo.

La madre salió del cuarto y -según el testimonio de Rodríguez- confrontó a su esposo. “Cuando regresó, me dijo que él le había dicho que no había sido él. Así quedó eso”, recordó. Aunque los tocamientos continuaron durante años, ella decidió no contárselo a su madre; se sentía desprotegida. “La única vez que me atreví a contarle, ella no me creyó. Supongo que por mi falta de seguridad”, relató.

La vida familiar estaba resquebrajada. El agresor no solo abusaba de Rodríguez, sino que ejercía violencia sobre su pareja. “Lo dejaba por un año, pero él la convencía y ella regresaba”, cuenta.

Los abusos se prolongaron hasta que ella cumplió 8 años. Una madrugada, recuerda, el hombre intentó tocarla nuevamente. “Eran como las 04:00. Sentí que me estaba desabrochando el pantalón. Me desperté de forma brusca. Le dije que me parecía raro que mi pantalón esté así. ‘Probablemente soñaste que ibas a ir al baño’, me dijo”, relató.

No lo habló con nadie, Rodríguez intentaba estar lejos de casa, del agresor. Llegó a sentir culpa, aunque hoy entiende que era una niña. “Él me manipulaba. Me decía que si yo contaba algo iba a ir a la cárcel. Y nadie iba a creerme”, afirmó.

Ahora, adulta, Rodríguez dice que su proceso de sanación se afianzó en la espiritualidad. Pero también la llenó de indignación frente a la impunidad que viven las víctimas de violencia sexual. “El 90% de las personas que yo conozco sufrieron algún abuso o acoso. Nos echan la culpa, nos juzgan. Por eso, muchas no nos atrevemos a levantar la voz. Me da mucho dolor porque a veces estoy lejos y no puedo estar para decirles que a mí también me pasó, que lo entiendo”, narró.

La joven envía un mensaje claro: la solidaridad entre sobrevivientes es clave para fortalecerse. Por eso, decidió leer los testimonios de las seguidoras que le relatan sus historias de forma anónima. “Quiero hablar sobre esto para que sepan que no somos los únicos, que no nada más a ti te pasa, que no estás solo, de saber que no es nuestra culpa. Que el miedo que yo tuve en este momento para decirlo y para buscar ayuda, ustedes no lo tengan”, dijo, con firmeza.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (28)