5 de septiembre de 2018 00:00

El libro ‘Viaje a la selva’ muestra la vida del tsáchila

Marcela Blomberg entregó el libro ‘Viaje a la Selva’ a Augusto Calazacón, en representación de los tsáchilas. Foto: Cortesía Prefectura Santo Domingo de los Tsáchilas.

Marcela Blomberg entregó el libro ‘Viaje a la Selva’ a Augusto Calazacón, en representación de los tsáchilas. Foto: Cortesía Prefectura Santo Domingo de los Tsáchilas.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
María Victoria Espinosa
Redactora
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Entre risas y lágrimas, los tsáchilas recibieron el libro ‘Viaje a la selva’, de la escritora Emma Robinson.

Pese a que esta obra literaria ya había sido presentada en Quito en el año pasado, no se había hecho la entrega formal a los tsáchilas, quienes son los protagonistas de la crónica.

La presentación del libro la realizó Marcela Blomberg, directora de la Fundación Archivo Blomberg, en el recinto ferial de Santo Domingo.
Ella aseguró que uno de sus sueños era entregar este libro a los tsáchilas, ya que fue escrito por su madre Emma Robinson.

Augusto Calazacón, en representación de la nacionalidad, recibió el libro.
Al revisarlo no pudo contener las lágrimas cuando logró identificar en las fotografías a varios familiares y amigos que ya han fallecido.

En una de las página encontró imágenes de sus abuelos Ramón Aguavil y María Loche, cuando eran jóvenes. En la fotografía aparecen sonrientes y aún con la indumentaria típica de la nacionalidad. 
 
Miriam Calazacón, quien pertenece a la nueva generación de jóvenes tsáchilas, afirmó que el libro es un legado valioso porque les permite conocer cómo era la vida de sus antepasados en 1948, cuando fueron tomadas esas fotografías.

‘Viaje a la Selva’ cuenta la historia de una expedición realizada a Santo Domingo por un grupo de amigos conformado por Oswaldo Guayasamín, Olga Fisch, Rolf Blomberg, Minnie Bodenhorst y las hermanas Lilian y Emma Robinson.

En ese viaje, los excursionista se insertan en la selva desde Quito y deben pasar trayectos de lodo a caballo, para llegar a tierra tsáchila, donde conocen las costumbres y tradiciones de esa nacionalidad.

De esa expedición no solo se tomaron fotos sino que también se hicieron pinturas y videos, que se expusieron durante la presentación del libro en Santo Domingo.

La exasambleísta tsáchila Albertina Calazacón afirmó que el libro es un aporte valioso para su familia, porque hay fotografías de sus ancestros pertenecientes al clan Aguavil.

En una de las imágenes pudo apreciar a su madre, María Dolores Aguavil.
“Nos dio mucha nostalgia ver las fotos. Pero también mucho orgullo de saber de dónde venimos y por qué debemos rescatar nuestra cultura”.

El libro será utilizado por varios maestros de las escuelas interculturales bilingües, para mostrar cómo eran la vestimenta y los rasgos fisiológicos, que con el paso de los años también han cambiado.

José Calazacón, profesor de la comuna El Poste, informó que en las escuelas hay muy pocos libros sobre la historia de los tsáchilas y que eso no les permite contrastar, entre el mito y la historia real de esa nacionalidad.

De hecho, varios niños tsáchilas que asistieron a la presentación veían con asombro las fotografías de sus antepasados. “Las mujeres no se colocaban blusa y los hombres tenían los dientes dañados”, dijo María Calazacón, de 10 años.

Para Abraham Calazacón, guía turístico nativo, el libro también servirá para mostrar a los turistas con pruebas que la historia que se presenta en los proyectos turísticos es real. A la par, permitirá rescatar costumbres que ya no se realizan, porque el entorno social y familiar ha cambiado.

En el libro también se hace referencia a los primeros caucheros y los recolectores de balsa que había en Santo Domingo y en Esmeraldas.

El sociólogo Patricio Velarde señaló que también se muestran cómo era la vida en 1948, las costumbres y vestimenta, así como mitos y leyendas sobre el origen de los tsáchilas, que fueron recogidas como crónicas valiosas y que sirven de aporte para la antropología.

Ernesto Bernal, analista de Turismo de la Prefectura, indicó que el lanzamiento de este libro forma parte de las actividades impulsadas para conmemorar el Mes de la Cultura.

Para el prefecto Geovanny Benítez, el libro es un importante aporte para la historia de Santo Domingo. “Este documento también recoge imágenes inéditas de la nacionalidad Tsáchila, de este grupo de aventureros y del poblado que había en aquella época”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (0)