La limpieza con agua y jabón es clave en casas con pacientes con covid-19

En casas con pacientes con covid-19 se debe limpiar diariamente para que no se disemine el virus. Foto: freepik

En casas con pacientes con covid-19 se debe limpiar diariamente para que no se disemine el virus. Foto: freepik

En casas con pacientes con covid-19 se debe limpiar diariamente para que no se disemine el virus. Foto: freepik

En tiempos de pandemia no solo es necesario lavarse las manos, usar mascarilla y mantener la distancia social. Los especialistas también recomiendan seguir unas buenas prácticas de limpieza y desinfección del hogar para prevenir lo que ellos denominan una fuente secundaria de contagios, es decir, el contacto con las superficies contaminadas por el virus.

En un reciente comunicado de prensa, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) de EE.UU. señalaron que la combinación de agua con jabón es suficiente para limpiar las superficies en las que haya riesgo de covid-19.

La sugerencias de los CDC aparecen en un momento decisivo en la lucha contra el coronavirus. Tras un año de pandemia, las personas han relajado las medidas de bioseguridad para combatir la expansión del virus, lo cual ha conllevado el aumento de casos y de pacientes hospitalizados por complicaciones.

Según un informe desarrollado por la Unicef, si una superficie está sucia, lo primero que se debe hacer es limpiarla con jabón, detergente o agua. Además, se debe emplear un producto desinfectante que contenga alcohol, aproximadamente en un 70%. No se recomienda usar vinagre u otros productos naturales. En algunas superficies se puede emplear una solución de lejía diluida de uso doméstico.

Para que la limpieza sea efectiva, hay que dejar que el producto actúe por unos minutos. Esto significa que no es necesario remover las soluciones de limpieza tan pronto como se han aplicado. Este proceso mata los gérmenes a base de productos químicos adecuados y reduce los riesgos de propagación de enfermedades.

Adrián Pesantes, epidemiólogo, advierte que lo básico antes de empezar la limpieza en el hogar es verificar que la persona que realice esta tarea no presente ningún síntoma de covid-19. Asimismo, al terminar de frotar las superficies que se hayan escogido para desinfectar, hay que lavarse las manos con jabón por al menos 30 segundos.

Aunque los hogares son diferentes, en todos existen superficies que se tocan con regularidad como las manijas de las puertas, las mesas, las sillas, los pasamanos, las superficies de la cocina, los baños, los grifos, los inodoros y los interruptores de luz.

De igual manera, hay que usar diferentes trapos para hacer la limpieza en el hogar y separarlos para lavarlos. Si fueron utilizados en una habitación o baño con una persona con covid-19, se sugiere que estos tejidos se mantengan por varios minutos en una mezcla de agua hirviendo con detergente para desactivar al virus.

Para evitar la posibilidad de que el virus se disperse por el aire, no hay que sacudir la ropa sucia dentro de casa. Además, hay que lavarla con jabón y detergente y, de preferencia, con agua caliente. Tanto el lavado como el secado ayudan a matar el coronavirus.

Quienes vayan realizar tareas de desinfección en las habitaciones o baños de una persona contagiada deben seguir un estricto protocolo de bioseguridad para evitar contagio por contaminación cruzada. En primera instancia, la habitación deberá estar previamente ventilada para reducir la presencia del virus en el aire.

Para ingresar a la habitación se deberá utilizar calzado de fácil limpieza y ropa que cubra el cuerpo. No son necesarios los trajes de bioseguridad ya que estos requieren de técnicas muy precisas de desinfección para ser retirados.

Ya en el cuarto, el paciente y quien desinfecta el lugar deberán utilizar mascarilla. Los desinfectantes químicos solo pueden utilizarse cuando la habitación recibe buena ventilación, ya que los vapores que se generan afectan a la salud respiratoria. La limpieza debe ser diaria durante el contagio. Al final, en las superficies con mayor contacto se puede rociar alcohol al 70%. En la actualidad no hay suficientes estudios para determinar que el uso de máquinas caseras de rayos UV sea eficaz para desactivar al coronavirus.