26 de noviembre de 2020 00:00

Lesiones musculoesqueléticas crecen con el teletrabajo

La cervicalgia, la tendinitis del hombro, la lumbalgia y la tortícolis son los principales problemas que se han generado en este tiempo por la mala postura.

La cervicalgia, la tendinitis del hombro, la lumbalgia y la tortícolis son los principales problemas que se han generado en este tiempo por la mala postura. Foto: Reepik

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 0
Paola Gavilanes
pgavilanes@elcomercio.com

El teletrabajo y la educación virtual se mantienen y, con ello, las lesiones musculoesqueléticas asociadas a problemas ergonómicos aumentan.

Juan Carlos Proaño -docente de Medicina de la Universidad de las Américas- asegura que las consultas por ese tema se han incrementado en un 30% desde marzo, cuando apareció el nuevo coronavirus.

Con él coincide el médico ocupacional Rodolfo Rodríguez. Antes de la pandemia, asegura, recibía a un paciente cada tres meses. Ahora lo visitan entre dos y tres al mes.

Estas lesiones son el resultado de malas posturas y de posiciones repetidas, aunque también se producen por la falta de descanso, pues hay personas que trabajan desde muy temprano hasta la madrugada.

Para contrarrestar los efectos de la nueva normalidad son necesariaslas pausas activas: 10 minutos cada dos horas. Se pueden complementar con actividades como yoga y pilates. Los ejercicios de estas dos disciplinas ayudan a relajar los músculos y las articulaciones.

Este tipo de lesiones demoran en aparecer. Pero cuando lo hacen, pueden inhabilitar al trabajador o al estudiante por semanas y hasta por meses. Por eso es importante valorar los síntomas y, en función de esos, visitar a un médico u optar por la telemedicina.

En la lista de problemas más frecuentes están el síndrome del túnel carpiano, la lumbociatalgia y el síndrome de De Quervain. En el primer caso, se puede experimentar una sensación de hormigueo o amortiguamiento a nivel de los dedos. También es posible que aparezca dolor y que este se extienda hasta el antebrazo.

Ahí es cuando se precisa un chequeo. De inicio se sugiere visitar a un médico general; en muchos casos, las molestias desaparecen con medicamentos antiinflamatorios. Si el dolor persiste por más de tres días, los expertos recomiendan consultar a un traumatólogo.

Proaño menciona que cuando las personas sufren del síndrome de túnel carpiano, la probabilidad de una intervención quirúrgica es alta. Esa debe realizarse lo antes posible, para una pronta recuperación. Cuando se pospone la intervención, la rehabilitación puede tomar un año y afectar al desempeño de las personas.

También es importante acudir al médico cuando se experimenta dolor en la zona lumbar y ese se desplaza hacia los glúteos y pantorrillas.

Puede tratarse de una lumbociatalgia: se produce por la compresión de las raíces nerviosas del nervio ciático y hay varios tipos. La aguda es de corta duración y se genera por las malas posturas.

El síndrome de De Quervain puede afectar, sobre todo, a las personas que están en teletrabajo. Provoca dolor en la parte inferior del pulgar.

Molestias como las lumbalgias, explican los expertos, son las más frecuentes y se controlan con un poco de descanso y medicina para desinflamar.

Estas lesiones también afectan a niños y jóvenes. Por eso, Rodríguez sugiere levantarse de la silla cada cambio de hora y mover las piernas, brazos y cabeza, pues por permanecer mucho tiempo sentados también aparecen venas varicosas o arañas vasculares. En esas pausas se pueden realizar pequeñas rutinas de saltos, para activar los músculos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)