3 927 vehículos en los patios de retención de la AMT…
¿Vas a postular a una carrera universitaria? Aquí es…
Ecuatoriano murió en aeropuerto de Turquía al revent…
Mujer de 74 años salva a su perro arrojándose sobre …
Presidenta de Asamblea pide renuncia inmediata a sus…
Dar clases con mascarilla puede afectar la voz de lo…
9 procesos de contratación, en 4 meses de la Asamblea
Guayaquil abre ferias ante descenso de contagios

El K-Pop es un vínculo de trabajo y amistad para SWAT

SWAT es el grupo ecuatoriano que ganó la competencia K-Pop World Festival 2021 edición Ecuador. Foto: cortesía Embajada de la República de Corea

SWAT es el nombre del grupo ecuatoriano que se convirtió en el ganador del K-Pop World Festival 2021 edición Ecuador, en el que participaron 10 semifinalistas y que por primera vez se transmitió por televisión nacional entre el 19 y el 24 de julio. 

Además de un incentivo económico, el grupo representará al país en la semifinal del evento internacional K-Pop World Festival, que se realizará a finales de este año en Changwon, Corea del Sur. 

El grupo se conformó hace tres años con Jorge Luis Landázuri, José Ron, Samuel Llantuy, Mathias Silva, Daniel Darquea, Alexis Masache y David Peláez. Tras el triunfo, Landázuri habló con El Comercio sobre la trayectoria del grupo y los desafíos de la competencia.  

Con José y Samuel nos conocimos en la escuela de artes Metrodanza. Los tres coincidimos en el gusto por la cultura coreana y en especial la música y venimos bailando desde el 2013. Luego conocimos a los otros integrantes en otros concursos y en espacios donde suelen ensayar los grupos. 

Los siete conformamos un grupo de dance cover que sea lo más parecido a las boy-band coreanas. Ese número es estratégico al momento de armar coreografías y formar varias figuras en escena. Recién fuimos finalistas en el K-Pop Latinoamérica 2020 y 2021, y este año ganamos en el Dance Cover BTS. 

A todos nos encanta la cultura K-Pop porque es algo distinto de la cultura occidental a la que estamos acostumbrados. Es un vínculo que nos une como grupo, porque a partir de esta experiencia hemos formado una gran amistad.  A través del grupo, se puede decir que el esfuerzo por alcanzar una meta es algo que la cultura ecuatoriana comparte con la cultura coreana. 

La preparación fue muy complicada, porque debido a la pandemia nos quedamos sin el Parque Cumandá que nos facilitaba un espacio para ensayar. Por suerte el Estudio 207 nos brindó el espacio para retomar los ensayos, siempre manteniendo la distancia y ensayando siempre con mascarilla, por lo que no ha habido ningún contagio dentro del grupo.  

Ensayamos de lunes a viernes unas dos o tres horas cuando nos desocupamos de los estudios o el trabajo y los fines de semana practicamos hasta cuatro horas. Aunque estemos cansados después del trabajo o las clases teníamos que esforzarnos para ensayar, tomarnos medidas para el vestuario, organizar la grabación de videos. Dejamos de tener domingos familiares y uno de los sacrificios más grandes es el tiempo con la familia. 

El resultado de ese sacrificio fue el primer lugar en la competencia. Es un grupo y todos tenemos que brillar por igual. Nadie es la estrella, sino los siete en conjunto. Para la semifinal entramos 10 grupos y escogimos bailar Dynamite de BTS y para la final bailamos Win de Ateez.  

Otra cosa que aprendimos en el grupo es a ser democráticos. Para escoger el vestuario, por ejemplo, damos opciones y el más votado es el que se usa. Para esta competencia contamos con la ayuda de Otter para la semifinal y la diseñadora Sandy Carreño para la final. 

Estamos tranquilos y confiados de nuestro trabajo. Contamos con el apoyo del K-Suporter, un equipo de apoyo que trabaja desde la Embajada de la República de Corea en Ecuador, que nos ayuda muchísimo para preparar lo que necesitamos para participar en el mundial y hay que esperar el resultado de la siguiente etapa.  

Suplementos digitales