24 de noviembre de 2018 01:13

El jurado de la Bienal de Cuenca destaca al performance y la instalación entre ganadores de la edición 14 del certamen

Vista de la procesión de máscaras y consignas 'Tótem taboo', del artista mexicano Erick Beltrán, uno de los premios de la Bienal. El performance se tomó el Parque Calderón de la capital azuaya. Foto: Xavier Caivinagua / para EL COMERCIO

Vista de la procesión de máscaras y consignas 'Tótem taboo', del artista mexicano Erick Beltrán, uno de los premios de la Bienal. El performance se tomó el Parque Calderón de la capital azuaya. Foto: Xavier Caivinagua / para EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
Alexander García

El jurado internacional de la XIV edición de la Bienal de Cuenca destacó el modo en que el relato hace participe al espectador en las piezas de arte contemporáneo que se llevaron los premios honoríficos del certamen, la noche del viernes 23 de noviembre del 2018.

El jurado, integrado por Inma Prieto, Eva González y Ramón Castillo, entregó tres premios a instalaciones y dos al performances, acciones artísticas que irrumpieron en el espacio público de la capital azuaya.

El premio Julián Matadero recayó en el artista mexicano Erick Beltrán, por la procesión 'Tótem taboo', un performance en el que indaga en los rostros del poder con personajes con grandes máscaras -de un lobo, por ejemplo, o un juez con cara de niño- y pancartas políticas. El jurado destacó la procesión colectiva de la mañana del viernes 23 de noviembre, con actores, músicos y público, que critica los códigos mediante los que se representa a la institución del arte y a la política. El registro fotográfico y videos de la acción se expondrán a modo de instalación en el recibidor del Museo Pumapungo, en cuyo teatro se inauguró el certamen.

El premio El Guaraguao fue concedido al artista francés Julien Bismuth, por una instalación de poesía silente en medio del ruido urbano de Cuenca, según la describió el jurado. La obra se exhibe en el Museo de Arte Moderno, que acoge las obras de 20 artistas, el mayor número de piezas exhibidas de las 25 sedes.

En pantalón negro y sin camisa se presentó el artista ecuatoriano Santiago Reyes en tres acciones artísticas que encadenó en la Casa de la Cultura, que concluyó en una cornisa de la fachada del edificio. La pieza obtuvo el premio del jurado a la libertad

En pantalón negro y sin camisa se presentó el artista ecuatoriano Santiago Reyes en tres acciones artísticas que encadenó en la Casa de la Cultura, que concluyó en una cornisa de la fachada del edificio. La pieza obtuvo el premio del jurado a la libertad de expresión. Foto: Xavier Caivinagua / para EL COMERCIO

Mientras que el Premio de Sal recayó en la artista portuguesa Ana Guedes, por una instalación sonora que será exhibida desde este sábado 24 de noviembre, también en el Museo de Arte Moderno. El jurado destacó la contundencia entre relación del éxodo y la tragedia humana "a través de materialidades que evocan la suspensión naviera sobre la línea de horizonte".

Además de los premios simbólicos -sin remuneración económica- se concedió el Premio París para artistas ecuatorianos menores de 40 años a la artista cuencana Juliana Vidal, la más joven entre los 53 artistas participantes en la muestra oficial de la Bienal. El galardón contempla una residencia de tres meses en la Ciudad de las Artes, en Francia. La artista traslada a los muros del Museo de las Conceptas las huellas de cicatrices -inquietantes relieves en una pared- de heridas que cualquier persona preferiría ocultar.

Los miembros del jurado decidieron instaurar un premio a la libertad de expresión en esta edición, que concedieron al artista ecuatoriano del performance Santiago Reyes.

El ecuatoriano protagonizó cinco presentaciones con distintas piezas, encadenó tres acciones en el Teatro de la Casa de la Cultura la tarde-noche del jueves 22 de noviembre –bailó al ritmo del sonido de su corazón, estableció un diálogo con su sombra y terminó en una cornisa de la fachada del edificio sobre el que se proyectó un video con el movimiento de sus ojos-.

Se trata de un trabajo de gestos poéticos y políticos, que sabe compartir espacios con otros creadores, según destacó el jurado, que celebró el que Reyes siga bailando al ritmo de los latidos de su corazón. El registro de los tres performances ('Revelaciones del corazón', 'Diálogo con las sombras' y 'Romanti Eyes Mouvement') se exhibirá en la propia Casa de la Cultura.

Durante la noche inaugural de este viernes 23 de noviembre se concedieron, además, menciones honoríficas a "la potencia que se desgrana" de la obra de los artistas ecuatorianos Manuela Ribadeneira y Adrián Balseca; y del peruano estadounidense Ishmael Randall-Weeks.

Las puertas de los espacios expositivos de la Bienal de Cuenca se abrirán este sábado 24 de noviembre, desde las 10:00. La muestra oficial - 46 propuestas, 53 artistas provenientes de 17 países-, con dos exhibiciones especiales y cuatro paralelas permanecerán abiertas hasta el 3 de febrero de 2019.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)