21 de septiembre de 2018 00:00

Javier Moro disecciona las intenciones de ‘Mi pecado’

Javier Moro fue uno de los principales invitados de la pasada Feria del Libro de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

Javier Moro fue uno de los principales invitados de la pasada Feria del Libro de Guayaquil. Foto: Enrique Pesantes / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Alexander García
Redactor (I)
agarciav@elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

En ‘Mi pecado’, la más reciente novela de Javier Moro, el escritor español ha pretendido reescribir desde el punto de vista femenino una historia como la de ‘Lolita’, del escritor ruso Vladimir Nabokov, sobre la aventura amorosa entre una adolescente y un reconocido actor de cine en el Hollywood de los años 30.

“El reto ha sido contar una ‘Lolita’ al revés, es decir, una historia de amor de una chica muy joven con un hombre muy maduro, casado y con hijos, pero contarla desde el punto de vista de ella, de lo que siente y el desarrollo de una historia así”, contó Moro a EL COMERCIO en su reciente visita a la Feria Internacional del Libro de Guayaquil. “No encontré nada así en la literatura, ningún texto en el que pudiera inspirarme y tuve que hacer acopio de mis amigas, de gente que pasó por algo similar”, añade.

Se trata de una historia con base real. La protagonista es la actriz española Conchita Montenegro, quien desembarcó en Hollywood en 1930, con 19 años, y se hizo un hueco entre las estrellas del momento. Y el amante era Leslie Howard, actor célebre de la época, quien le doblaba la edad. Se reencontrarían 13 años después en Madrid y el autor rastrea su influencia involuntaria en el curso de la Segunda Guerra Mundial.

Moro partió de las confesiones que Conchita Montenegro le haría al escritor y editor español José Rey-Ximena antes de su muerte. La ficción, que construyó a partir de los diálogos y de una noción del drama, contribuyó a darle forma a la historia.

Mi pecado’ (Espasa), premio Primavera de Novela 2018, representó también para al autor la oportunidad de volcar en un libro su propia experiencia como guionista en Hollywood, donde vivió cinco años.

La literatura de Moro se pasea por lugares exóticos como Brasil e India. ‘Mi pecado’ tiene también una parte brasileña y Hollywood cuenta con su propio exotismo. “Lo exótico es lo cotidiano de los demás, pero lo que tiene Hollywood, además, es que es una sociedad llena de seres excéntricos.

Contar las excentricidades de estos potentados me hacía gracia, me gusta explorar cómo se sobrevive en un mundo así, cómo cada uno se las arregla para ‘nadar y guardar la ropa’”, señaló Moro.

Las obras del autor español tienen también una gran resonancia en el imaginario femenino. En Guayaquil, también, casi todos los libros que firmó eran para mujeres, contó. Pero niega que su obra más reciente contenga un guiño feminista, acorde a los tiempos de hoy.

“En lo absoluto. Hay un tipo de feminismo que está destrozando el erotismo (…) El sexo y la seducción implican juegos de poder”, señala Moro. “Lo que sí me interesa es la psicología femenina, que es sofisticada, con unos pliegos y dificultades que la hacen más interesante que la psicología masculina, que es un simple sota, caballo o rey”.

Sobre el movimiento Me Too (Yo también), utilizado para denunciar la agresión sexual en Hollywood, Moro dice que es un problema tan viejo como la historia que cuenta su novela y que seguirá existiendo allí donde se desarrollen “relaciones de poder desequilibradas”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)