El Presidente realiza anuncios para el Ecuador
Movimiento indígena no está dividido, aseguró Salvad…
Pfizer dice que su vacuna es 90,7% efectiva en niños…
Policía abre investigación a Alec Baldwin, tras muer…
Lava del volcán en La Palma arrasa con una gasolinera
Abuelas de Plaza de Mayo celebran 44 años de ‘…
España suspende entrega a EE.UU. del exgeneral chavi…
Recompensa de USD 1 000 por información sobre perros…

Los Chachis transmiten tradiciones a generaciones

El toque de la marimba es una de las tradiciones culturales de este pueblo ancestral de Esmeraldas. Foto: Cortesía Wilson Añapa

El toque de la marimba es una de las tradiciones culturales de este pueblo ancestral de Esmeraldas. Foto: Cortesía Wilson Añapa

El toque de la marimba es una de las tradiciones culturales de este pueblo ancestral de Esmeraldas. Foto: Cortesía Wilson Añapa

La temporada de vacaciones escolares en la Costa es aprovechada por activistas de la etnia Chachi para fomentar conocimientos de sus tradiciones en niños y adolescentes de sus territorios.

Los centros culturales de las comarcas donde están los asentamientos de esta nacionalidad en Esmeraldas son los espacios de concentración. Los niños fueron dotados del libro ‘Cosmología de la Nacionalidad Chachi’ de Wilson Añapa, para que comprendan el pasado de sus ancestros y los cambios que se han dado.

Añapa, quien es uno de los facilitadores, incentiva a los niños a realizar recorridos por las calles de tierra y casas de madera ubicadas en las márgenes de los ríos Cayapas y Ónzole, en el norte de Esmeraldas. Les cuenta a los chicos que los antepasados chachis utilizaron esas zonas elevadas para guarecerse en tiempos de mal clima. La estancia era momentánea porque al cabo de que pasaba la tempestad seguían caminando por los bosques de la zona.

En esas expediciones iban recolectando material para construir pequeñas chozas con caña guadúa, pambil, rampira y paja. Eran pequeñas estructuras con techo y pilares; no tenían paredes porque eso les permitía observar el entorno cuando un animal salvaje se aproximaba.

Añapa recuerda que a medida que aumentaba la población, los chachis de épocas pasadas decidieron asentarse en un solo territorio.

Los habitantes del cantón Eloy Alfaro los conocían hasta entonces como los Cayapas, porque sus asentamientos estaban al borde del afluente que lleva ese nombre. Además, se los identificaban porque caminaban con el torso descubierto. Hoy los Chachi siguen en esas zonas, pero con cambios introducidos de otros lugares.

Suplementos digitales