3 de agosto de 2019 12:54

Una mujer perdió manos y piernas debido a una infección tras dejarse lamer por su perro

Trainer había contraído una infección, cuando se esparció una extraña bacteria llamada capnocytophaga canimorsus.

Trainer había contraído una infección, cuando se esparció una extraña bacteria llamada capnocytophaga canimorsus. Foto: Captura

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 38
Indiferente 0
Sorprendido 24
Contento 0
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Imagínese irse de vacaciones con su pareja. En este caso a Punta Cana, en República Dominicana. Sus perros se han quedado en casa y, para el final de su estadía, ya los extraña (y ellos a usted). Cuando esté por llegar al hogar, lo primero que quisiera es un poco de amor perruno, ¿verdad? Eso le pasó a Marie Trainer, una estadounidense que vive en Ohio, pero algunas horas después, la anécdota tendría consecuencias negativas. 

Al día siguiente, Trainer debió llamar a su trabajo, pues comenzó a desarrollar síntomas parecidos a la gripe. Tenía náuseas y dolores musculares, su temperatura subió. Hasta ahí, parecía un resfriado común y corriente. Pero después, la temperatura volvió a bajar; llegó hasta los 33,8 grados Celsius. 

Es lo último que recuerda Trainer. Después de eso, despertó nueve días más tarde en la cama de un hospital, sin manos ni piernas. "Cuando abrí mis ojos, no entendía dónde estaba", contó la mujer a Fox News


Resulta que Trainer había contraído una infección, cuando se esparció una extraña bacteria llamada capnocytophaga canimorsus. Esto, concluyeron los médicos, ocurrió después de que uno de sus perros le lamiera un pequeño raspón que Trainer había traido desde Punta Cana. 

En el Aultman Hospital de Ohio, los doctores notaron que la paciente presentaba un cuadro de sepsis. Esto ocurre cuando el cuerpo reacciona a una infección bacteriana de gran magnitud y activa el sistema inmune. Esto produce una inflamación generalizada, a través de las sustancias que se liberan en la sangre, que finalmente forman cóagulos que se infiltran en el sistema sanguíneo

"Si no procedíamos con las amputacines, la infección la llevaría a la muerte de manera muy rápida", aseguró Gina Premier una enfermera del hospital e hijastra de Trainer. A pesar de esta experiencia que le ha cambiado la vida, la mujer se siente motivada para continuar. “Estoy muy lista para seguir adelante. Quiero ir a casa, quiero volver a trabajar”, aseguró. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (65)
No (22)