21 de noviembre de 2018 11:19

La 'pesadilla' financiera que Meghan Markle causa a la familia real británica

Las leyes estadounidenses establecen que Meghan Markle debe seguir pagando impuestos sobre su patrimonio, pese a que reside fuera del país. Los duques de Sussex no separaron sus bienes al contraer matrimonio. Foto: Twitter/@KensingtonRoyal.

Las leyes estadounidenses establecen que Meghan Markle debe seguir pagando impuestos sobre su patrimonio, pese a que reside fuera del país. Los duques de Sussex no separaron sus bienes al contraer matrimonio. Foto: Twitter/@KensingtonRoyal.

valore
Descrición
Indignado 6
Triste 2
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 2
Redacción Elcomercio.com

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Si bien desde el 19 de mayo del 2018 Meghan Markle pertenece oficialmente a la familia real británica, la duquesa de Sussex sigue siendo ciudadana estadounidense y como tal debe pagar impuestos en los Estados Unidos hasta renunciar a su ciudadanía. Este detalle ha causado una 'pesadilla' financiera en Windsor, pues trascendió que Markle debe unos USD 5 millones en EE.UU. 

Según información difundida por el tabloide británico Express, las obligaciones fiscales de Meghan Markle afectan no solamente a la duquesa, sino también a su esposo y a la reina Isabel II y es que sus fondos también son utilizados por los duques de Sussex, pues ellos viven en la residencia real sin pagar renta. 

El medio asegura que un consejero de la casa británica dijo que es la primera vez que la familia se expone a esta problemática. "Es la peor pesadilla de la Casa Real"

El príncipe Enrique y Meghan Markle contrajeron matrimonio el 19 de mayo del 2018. La pareja anunció el pasado 15 de octubre del 2018 que espera a su primer hijo. Foto: Twitter/@KensingtonRoyal.

El príncipe Enrique y Meghan Markle contrajeron matrimonio el 19 de mayo del 2018. La pareja anunció el pasado 15 de octubre del 2018 que espera a su primer hijo. Foto: Twitter/@KensingtonRoyal.


El patrimonio del príncipe Enrique asciende a unos 20 millones de libras esterlinas heredados de su madre la princesa Diana de Gales y de su abuela la reina Isabel. Además, el duque de Sussex recibe un ingreso anual de USD 300 000 por los que paga impuestos en el Reino Unido. 

Sin embargo, según el medio, de acuerdo con las leyes estadounidenses, estos ingresos también son tributables en los Estados Unidos debido al matrimonio entre el príncipe Enrique y Meghan Markle. Las propiedades e incluso la vestimenta de ambos pueden ser sujetas a impuestos según las leyes estadounidenses. 

Un exconsejero explicó al medio británico que toda posesión de los duques debe "ser declarada. Esto implica un nivel de apertura fiscal y escrutinio al cual la familia real no está acostumbrada".

Para hacer frente a la situación, el palacio de Buckingham ha reclutado un equipo de expertos en derecho fiscal de EE.UU., que ayude a Markle con sus impuestos. Por otro lado, se especula que la duquesa podría solicitar la nacionalidad británica para evitar este problema en el futuro. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (11)
No (8)