17 de enero de 2019 00:00

Implementación de la segunda fase de la Ruta de la Marimba se iniciará en febrero

Alumnas de diferentes escuelas de Esmeraldas y Limones son parte de este proceso de formación cultural. Foto: cortesía Oscar Castillo.

Alumnas de diferentes escuelas de Esmeraldas y Limones son parte de este proceso de formación cultural. Foto: cortesía Oscar Castillo.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Marcel Bonilla
Redactor
(F-Contenido Intercultural)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

La implementación de la segunda fase de la Ruta de la Marimba empezará el 4 de febrero con la apertura de un taller permanente de música y danza ancestral y tradicional.

Estas jornadas se desarrollarán en la Casa de la Cultura, núcleo de Esmeraldas. Este proyecto se ideó en enero del año pasado con la intención de impulsar en niños y jóvenes la formación sobre diferentes ritmos de danzas ancestrales del pueblo afrodescendiente.

De esa manera se refuerzan las expresiones culturales en la ‘Provincia Verde’, para conocer mejor a la cultura afro.

El proyecto arrancó con cursos aleatorios, que se realizaron en cerca de 32 barrios del cantón Esmeraldas y en el vecino cantón Quinindé.

En esas jornadas se invirtieron cerca de USD 19 000 y se contrató a 10 instructores que trabajaron durante seis meses en la preparación de los niños.

En esa primera parte, unos 2 300 infantes aprendieron inicialmente danza folclórica y percusión. A finales de año se realizaron los cursos para tocar marimba.

Para este año, los talleres de formación cultural se cumplirán de lunes a viernes, en las mañanas y tardes. Tres instructores estarán a cargo de impartir estos conocimientos: Mónica Esterilla, Alejandro Valverde y Gustavo Gámez.

Esterilla estará al frente de las clases de danza tradicional y ancestral en el auditorio Nelson Estupiñán de la Casa de la Cultura. Valverde enseñará a tocar la marimba y a interpretar sus melodías. Mientras que Gámez impartirá clases para que aprendan a tocar el cununo, bombo y guasá.

Desde la Casa de la Cultura se confirmó que para la formación en instrumentos contarán con ocho marimbas, ocho cununos y ocho bombos, al menos para los primeros talleres.

A esta segunda fase de la Ruta de la Marimba también se sumarán los estudiantes que participaron en la primera etapa para reforzar su aprendizaje.

En el período inicial ya se abordó el aprendizaje de danza, pero con la intención de formar una agrupación artística que no se concretó, pero que se espera lograr en este año.

Por ello, otra de las metas para esta fase es contar con un grupo artístico institucional que represente a este organismo y a Esmeraldas en diferentes programas nacionales.

Las autoridades de la Casa de la Cultura aclararon que con la creación de este grupo no se desplazarán a los artistas locales que actualmente prestan sus servicios para esa entidad.

El presidente de este organismo, Yurqui Minota, explicó que la Ruta de la Marimba tendrá cuatro etapas en total.

Otro de los propósitos de este programa es motivar a los jóvenes a que aporten a lo que ya se considera como patrimonio cultural y fomentar la diversidad de los distintos segmentos culturales desde todas las instituciones posibles de Esmeraldas.

José Quintero fue uno de los niños que participó en uno de los cursos que se cumplieron durante la primera fase. Actualmente se alista para la segunda fase y desea aprender a tocar la marimba.

Para la implementación de los nuevos talleres se invertirán USD 13 000, que servirán para la formación de niños y jóvenes de toda la provincia.

Para el antropólogo Xavier Valencia, este trabajo de formación debe ser permanente, porque se requiere entregar la posta a las nuevas generaciones.
La tercera etapa de este proyecto comprenderá el aprendizaje sobre el significado de las danzas de Esmeraldas y los matices religiosos de los arrullos, chigualos y alabaos.

Esta fase comprenderá una enseñanza más didáctica y revisará los escritos dejados por conocedores como Remberto Escobar, uno de los marimberos más sobresalientes.

También se estudiarán los textos de la escritora afroesmeraldeña Telia Estupiñán con sus libros ‘Azabache’, ‘Bullaranga’ y ‘El Tronco’, donde recoge el ‘picante’ de la cultura afro, así como antiguas formas de expresión.

De acuerdo con el plan general, también se revisarán los cuentos de la cantora Petita Palma y el nuevo libro ‘Me quieren quitar lo de Negro’ del fallecido Diógenes Cuero, que será presentado en abril.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)