9 de enero de 2020 13:00

Imágenes de la NASA exponen los devastadores efectos de los incendios forestales en Australia

La NASA señala que son 155 000 hectáreas de Isla Canguro las que han sido consumidas durante el paso de los incendios forestales que azotan a Australia desde septiembre del 2019. Foto: Web NASA

La NASA señala que son 155 000 hectáreas de Isla Canguro las que han sido consumidas durante el paso de los incendios forestales que azotan a Australia desde septiembre del 2019. Foto: Web NASA

valore
Descrición
Indignado 1
Triste 9
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Elcomercio.com

Devastación y cerca de 500 millones de animales muertos. Esos son los daños que han dejado hasta este 9 de enero del 2020 los incendios mortales que azotan a Australia desde septiembre del 2019. Las llamas también han resquebrajado un tercio de la tierra en la Isla Canguro, un refugio australiano donde habita fauna nativa, como leones marinos, koalas y diversas especies de aves. La NASA logró capturar imágenes satelitales del antes y el después de la zona que da cuenta del desastre causado por el fuego. Las instantáneas fueron difundidas el 7 de enero del 2020.

En las fotografías se observa una suerte cicatrices de quemaduras marrones, además de los incendios que se prolongan donde en Isla Canguro, un santuario natural ubicado frente a la parte continental del sur de Australia.

Además de ser un destino turístico popular no solo para locales, sino para ciudadanos extranjeros, la isla cuenta con una colonia de abejas melíferas de Liguria. De acuerdo con información de la NASA, es la única población de esta especie de raza pura y libre de enfermedades a escala mundial.

En la parte occidental de la Isla Canguro, se encuentra en el Parque Nacional Flinders que alberga a colonias de pingüinos y famosas rocosas costeras. Allí -según la agencia espacial estadounidense- comenzaron los incendios forestales. Ecologistas que forman parte del personal del centro natural, citados por la cadena informativa internacional CNN, estiman que más de 25 000 koalas que habitaban en la reserva murieron. Es decir, más del 50% de la población animal de la isla.

Además de desplegar su flota de satélites, la NASA mantiene contacto continuo con los bomberos de Australia. El objetivo es que, a través de las imágenes, se pueda ayudar a combatir los desastres.

La primera fotografía satelital (que se observa a la izquierda) -que muestra al territorio antes del paso de las llamas- fue capturada el 16 de diciembre del 2019. La imagen actualizada, en la que se observan las zonas que todavía están en llamas, corresponde al 7 de enero del 2020. La NASA señala que son 155 000 hectáreas de Isla Canguro las que han sido consumidas, una tragedia ecológica.

Los satélites registraron los daños a través de un instrumento llamado MODIS, un espectroradiómetro de imágenes de resolución moderada que logra superponer bandas de color. De esa forma, se resaltan las áreas quemadas y diferenciar las zonas de vegetación regular. Según informa la NASA, las áreas quemadas y vulneradas por el fuego se caracterizan por depósitos de carbón y cenizas, eliminación de vegetación o la alteración de la estructura de la población natural.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)