4 de mayo de 2018 15:14

Harvey Weinstein, ausente en Cannes pero en la mente de todos

La Academia de la Televisión de Estados Unidos expulsó “de por vida” al productor Harvey Weinstein, caído en desgracia por el escándalo de abuso sexual. Foto: AFP.

La Academia de la Televisión de Estados Unidos expulsó “de por vida” al productor Harvey Weinstein, caído en desgracia por el escándalo de abuso sexual. Foto: AFP.

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Otrora todopoderoso productor, ahora gran ausente. Harvey Weinstein estará en la mente de todos en el Festival de Cannes, que se comprometió a luchar contra el acoso sexual y presentó un jurado mayoritariamente femenino.

En la Croisette, sin embargo, los profesionales no temen las eventuales consecuencias del escándalo que sacudió el mundo del cine en los últimos meses.

“Sin duda, el Festival de Cannes no será nunca más el mismo”, dijo Thierry Frémaux, su delegado general, al presentar en abril la selección oficial, en alusión al caso Weinstein, acusado de acoso sexual, abusos o violaciones por un centenar de mujeres.

La actriz francesa Léa Seydoux, una de sus denunciantes, formará parte del jurado de este año, mayoritariamente femenino, con cinco mujeres de nueve miembros. Lo presidirá la actriz australiana Cate Blanchett, comprometida en la lucha contra el acoso sexual en el cine con su fundación Time's Up.

En octubre, cuando estalló el escándalo, el festival afirmó que las agresiones sexuales de las que se acusa a Weinstein “denotan un comportamiento imperdonable”.

Los organizadores de la prestigiosa muestra, que se celebrará del 8 al 19 de mayo, quieren que el principio “ comportamiento correcto exigido” reine entre los asistentes. Se repartirán folletos recordando las penas que acarrea el acoso sexual e incluyendo un número de teléfono para cualquier víctima o testigo.

Estas medidas se suman a varios debates en torno al papel de las mujeres en el séptimo arte.

Para la gala de inauguración, sin embargo, no se ha dado ningún tipo de consigna como sí pasó, por ejemplo, en los Golden Globes, donde en la alfombra roja la mayoría de estrellas se vistieron de negro.

Antes, el caso DSK 

Aunque el caso Weinstein ha zarandeado el cine, para los profesionales del turismo de Cannes se trata de una mera “ historia de periodistas ” , como afirma Bruno Draillard, que dirige una empresa con ocho agencias inmobiliarias: “Esto no tiene ningún impacto. La gente viene para hacer negocios. Quizás sean un poco más discretos”.

En el Mercado del Filme, que se celebra en paralelo del Festival, también se considera que la ausencia del productor no tendrá muchas consecuencias: “Es verdad que Weinstein Company solía traer películas de calidad (...) Hay otras grandes empresas que también son competentes”, asegura su responsable, Jérôme Paillard.

“El festival de cine es antes que nada negocios”, insiste Christine Welter, vicepresidenta del sindicato de hoteleros de Cannes. Para ella, si ha habido un impacto, fue “ sobre todo después del caso DSK ” .

El escándalo en torno a Dominique Strauss-Kahn, ex director general del FMI, acusado de violación por una empleada del Sofitel de Manhattan, en 2011, supuso hasta un cambio en los procedimientos de los hoteles.

¿El comportamiento de Weinstein era conocido en Cannes? “Nos enteramos por la prensa”, asegura Alain Lahouti, presidente de la Unión regional de Oficios de Hostelería, como todos los interlocutores interrogados .

En el Cap Eden Roc, donde al parecer el productor habría actuado, “no desean comunicar sobre este tema”. Es en este hotel de lujo que el 9 de mayo de 1997 Weinstein habría violado a la actriz italiana Asia Argento, entonces de 21 años. Argento fue una de las primeras en romper el silencio.

“Los problemas se dan sobre todo en verano en algunos hoteles o propiedades privadas”, con un “cliente que prefiere un masaje en vez de una prueba”, afirma Aline Buffet, al frente de un equipo de una veintena de modistas.

Buffet recuerda un solo incidente durante el Festival, “cuatro o cinco años” atrás: “Había dos estrellas en una habitación y yo había enviado a las modistas muy temprano. Había habido una gran orgía en la habitación y (...) les pidieron que se quitaran la ropa. Fui a ver a la producción y el asunto se zanjó muy rápidamente”.

En el caso Weinstein, “hubo sin duda excesos” , señala Nathalie Di Sotto, empleada de un restaurante en Cannes: “Pasaba lo mismo en los tiempos de Marilyn Monroe o de Brigitte Bardot. Siempre ha habido esta dominación de los hombres sobre las mujeres. Pero hoy se ha convertido en un tema mayor”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)