31 de octubre de 2018 20:35

Guías crearon una ruta sensorial de la colada morada en Quito

Mediante el tacto y el sabor, los turistas determinan los ingredientes que se usan en el potaje de difuntos. Fotos: Edwing Encalada / EL COMERCIO

Mediante el tacto y el sabor, los turistas determinan los ingredientes que se usan en el potaje de difuntos. Foto: Edwing Encalada / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Edwing Encalada
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los guías turísticos no videntes de la agrupación Viviendo Quito con Sentidos ofrecen una nueva alternativa para estos días de feriado: la colada morada sensorial.

Esta actividad tiene un costo de USD 15 por persona, con un recorrido que dura 90 minutos aproximadamente. Estará disponible hasta este viernes 2 de noviembre de 2018.

La ruta se iniciará en la Plaza de la Independencia, en el Centro Histórico de Quito, donde los guías relatarán algunos hechos que se registraron en este sitio patrimonial, para luego referirse a la historia que existe detrás de la tradición gastronómica de la colada morada y la guagua de pan, desde sus orígenes indígenas.

El recorrido continuará en el mercado Central, en donde vendarán los ojos de los turistas para que seleccionen los ingredientes.

“Deberán diferenciar entre la mora normal y la mora de Castilla. Una es más pequeña que la otra. La normal le da más sabor a la colada, la otra le da una textura más terrosa”, advierte el chef de la heladería San Agustín, José Andrés Chaguaro, quien acompañará en el recorrido.

Con la ayuda del tacto y el olor, les enseñarán las hierbas que deben usar para el potaje y diferenciar entre las dulces y las amargas. “Las caseritas luego les mostrarán el atado de hierbas y les dicen qué contienen”, reseña la guía María Fernanda San Andrés.

Mediante el sabor y la forma, luego les presentarán el mortiño, el ishpingo, el clavo de olor y la pimienta dulce.

Según Irene Corral, guía, este recorrido permite que los visitantes extranjeros admiren la oferta en el mercado la producción frutal, en verduras y hortalizas que tiene el país.

“Lo que más les ha llamado la atención a los europeos son los colores de las frutas y la presentación de algunos platillos nacionales como buñuelos, pristiños y tamales. Esta ruta sirve también para que prueben el tradicional tostado”, añade.

Para mayor información de estos recorridos puede ingresar en la página de Facebook de Viviendo Quito con Sentidos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)